El Narón Balompé está inmerso en un mar de dudas

el capitán, carlos mella, podría perderse el próximo partido por uns molestias en la espalda jorge meis
|

 La situación que vive el Narón Balompé no es la más adecuada para afrontar la segunda vuelta de la competición, en la que se va a jugar su continuidad en la Tercera División.

El sábado afronta el último encuentro de la primera vuelta ante el Rápido de Bouzas y el equipo tendrá que volver a convocar a juveniles, ya que con la marcha de Jorge y de Quintana la plantilla se ha quedado con solo dieciséis efectivos y uno de ellos, Juancho, todavía no está en condiciones de disputar un encuentro, ya que está en la recta final de la recuperación de una lesión. A ello se le unen los problemas físicos de Carlos Mella, lo que podría dejar a Germán Amil con solo catorce futbolistas disponibles para la contienda ante el cuadro vigués.

Por ese motivo, el entrenador, Germán Amil, comenta que “es urgente incorporar a dos o tres jugadores, aunque de eso se encarga la directiva y no sé muchas cosas al respecto”.

Además, cabe destacar que el conjunto naronés tiene a cuatro futbolistas apercibidos de sanción y por ello que también la llegada de refuerzos es fundamental para intentar mantener viva la esperanza de la salvación.

Cabe destacar que después del partido del sábado ante el Rápido de Bouzas, la siguiente semana el Narón Balompé volverá a jugar como local ante el Alondras. “Conseguir dos buenos resultados daría mucha moral a los jugadores, porque nos acercarían a los puestos de permanencia y con esa ilusión tenemos que trabajar”.

 

relaciones

Sin embargo, no todo es calma en el seno de la plantilla naronesa, ya que diferentes enfrentamientos entre dirigentes y jugadores han enturbidado más las relaciones que ya estaban deterioradas desde hace dos meses cuando el cuerpo técnico amenzó con marcharse del club si se rescindían los contratos de algunos futbolistas. Pero Germán Amil comenta que “no voy a hablar nada de ese tema. Quiero centrarme en la preparación del partido y espero que los jugadores también lo hagan y dejen de pensar en otras cosas que están alterando de alguna manera el trabajo del grupo”.

El viernes se podría tomar alguna decisión importante dentro del club de O Cadaval, pero mientras tanto la plantilla retornó en la tarde de ayer a los entrenamientos y hoy volverá a ejercitarse de cara a preparar el último enfrentamiento de la primera vuelta.

 

El Narón Balompé está inmerso en un mar de dudas