PP, PSOE y C’s impulsan en el Senado un plan industrial para Navantia

Navantia puesta de Quilla del BAM
|

El pleno del Senado aprobó con 202 votos a favor y 45 abstenciones una moción presentada por el Grupo Mixto en la que se insta al Gobierno a impulsar un plan industrial, financiero y laboral para la empresa pública Navantia. Según el documento presentado en el cámara alta, las actuaciones pasan por una inyección de capital de más de 700 millones de euros.
Así lo defendió el senador Luis Crisol (Ciudadanos), quien recordó que el astillero se enfrenta a las mayores pérdidas de su historia, con más de 200 millones de euros de balance negativo en 2016. El integrante del Grupo Mixto aseguró que la empresa ronda la “quiebra” y que, a diferencia de lo que esgrimió en sede parlamentaria el ministro de Hacienda, “Navantia no tiene asegurado su futuro”.

industria 4.0
Por ello, la moción urge a “promover acciones con carácter urgente para impulsar un plan industrial que defina la oferta para la construcción de buques civiles y diversifique las actividades del astillero”. Al mismo tiempo, llama a implementar un “saneamiento imprescindible, incluyendo un plan de inversiones productivas en I+D+i”. 
Por su parte, el senador ferrolano del PSOE, Ángel Mato, defendió en la sesión las enmiendas propuestas a esta moción centradas en el rejuvenecimiento de las plantillas y en la reconversión del astillero en el marco de la industria naval 4.0.
Mato explicó que para competir en el nuevo mercado global, España debe hacerlo desde la calidad del diseño y a la vanguardia  tecnológica y no bajando los precios a costa de los salarios de los trabajadores. Para ello, recordó la importancia de llevar a cabo una “modernización organizativa y física de las instalaciones, así como de los métodos de trabajo de Navantia”.
“Hay que dotar a las plantillas de las herramientas necesarias para seguir compitiendo entre la élite, sin renunciar a nuevas actividades como la eólica marina”, señaló el senador ferrolano.
El grupo socialista dispuso complementar la moción con otras propuestas “relevantes”, como el compromiso de diálogo permanente entre la dirección y las plantillas o la apuesta decidida por la investigación en colaboración con las universidades.
Sin embargo, Mato destacó especialmente dos asuntos presentes en el debe de la compañía pública, como es la incorporación de nuevos operarios que den relevo a los trabajadores de unas plantillas envejecidas –con una media superior a los 51 años en muchos centros de trabajo– y, sobre todo, el desarrollo del programa de las nuevas fragatas.
Por último, el senador ferrolano señaló que “no es nada fácil crear desde cero un tejido industrial y, sin embargo, nuestro país dispone de los astilleros públicos de Navantia en Ferrol, Bahía de Cádiz y Cartagena, siendo todos ellos industrias tractoras de la pequeña y mediana empresa auxiliar de la que dependen directa e indirectamente 34.000 familias. 

en marcha
La senadora del Partido Popular, Esther Merino, defendió la gestión de la dirección de Navantia y aseguró que el astillero ya ha puesto en marcha muchas de las propuestas recogidas en estas iniciativas y enmiendas, como el inicio del astillero 4.0, que tendrá en la planta de Ferrol su más inmediata materialización.
Además, la senadora popular recordó que el horizonte de buena parte de la plantas de Navantia está despejado gracias a los contratos rubricados en los últimos meses, a falta de concretarse el encargo de Arabia Saudí.
Precisamente este asunto fue puesto sobre la mesa en las enmiendas de algunos grupos como Podemos o ERC, que pidieron que no se autorice la venta de las corbetas árabes si no existe una garantía del uso que se les va a dar en el contexto bélico de la zona. Por ello, estos dos grupos parlamentarios se abstuvieron en la votación junto con el PNV y algunos miembros del propio Grupo Mixto. n

PP, PSOE y C’s impulsan en el Senado un plan industrial para Navantia