La vacunación antigripal llegará en esta Área a unas 50.000 personas

Diario de Ferrol-2013-10-22-004-dae1913d
|

El inicio ayer de la campaña de vacunación para la prevención de la gripe y de la neumonía beneficiará, en la Gerencia Integrada de Ferrol, a unas 50.000 personas. En esta área se cuenta con 32 puntos de vacuna, que se repartirán hasta el próximo 20 de diciembre.
El objetivo es disminuir el número y la gravedad de las complicaciones derivadas de padecer la enfermedad de la gripe.
Del mismo modo que en la campaña del pasado año, se pretende aumentar la cobertura de vacunación del personal sanitario, así como que las unidades de los hospitales que atienden a personas con mayor riesgo de complicaciones mejoren su cobertura de vacunación. Así, en la gerencia ferrolana hay habilitados dos puntos específicos para que los profesionales se puedan vacunar.
Desde el Área Sanitaria de Ferrol se recuerda que existen sistemas de citación preparados para la administración de la vacuna, con el objetivo de que la dosificación se produzca de modo ordenado. Así, cabe destacar que hay tiempo hasta el día 20 de diciembre y que población diana (la beneficiaria en primer lugar de estas vacunas) puede obtener información en el centro de salud correspondiente.
Como ya ha sucedido en campañas anteriores, a lo largo de las semanas que dura la iniciativa se podrán vacunar todas las personas mayores de sesenta años o más, así como las pertenecientes a grupos de riesgo. A los mayores se les ofrecerá no solo la vacuna antigripe sino también la antineumocócica en el caso de que no estuviesen protegidos frente a este virus. Los menores de 60 años, deberán pertenecer, para verse beneficiados de esta campaña, a los grupos de mayor riesgo de padecer complicaciones derivadas de la gripe.
En los grupos diana se encuentran, además de la tercera edad, personas con enfermedades crónicas cardiovasculares, respiratorias o neuromusculares, personas con enfermedades metabólicas, renales, hepáticas o hematológicas crónicas, quienes tienen inmunodeficiencias, obesidad mórbida o las mujeres embarazadas a las que coincida la temporada de gripe.
También con el objetivo de evitar la propagación de este virus, se aconseja la vacunación de grupos que puedan transmitirla, como los trabajadores de centros sanitarios o sociales, los que desarrollan trabajos esenciales para la comunidad como policías o bomberos, viajeros internacionales o quienes por su ocupación puedan estar en contacto con aves.
Aunque el virus gripal es leve en la mayoría de los casos, también puede causar una enfermedad grave no solo en personas mayores sino en otros grupos de edad, fundamentalmente en los que presentan una enfermedad crónica. Así, las personas vacunadas tiene menor posibilidad de padecer la gripe y, en el caso de que se desarrolle, esta será más leve y con menos complicaciones, evitando ingresos hospitalarios e incluso posibles fallecimientos. n

La vacunación antigripal llegará en esta Área a unas 50.000 personas