Moeche y San Sadurniño adquieren una hidrolimpiadora de aceras

La máquina se probó sobre la superficie del acceso al consistorio de San Sadurniño | c.g.
|

Los concellos de San Sadurniño y Moeche siguen dando ejemplo de colaboración intermunicipal, ahora con la compra conjunta de una máquina de limpieza de alta presión para el lavado de aceras y otros espacios urbanos. La empresa Baygar, especializada en equipamiento hidráulico, entregó ayer la equipación en la que se invirtieron 10.587 euros sufragado en un 65% con la línea competitiva del Fondo Ambiental de la Xunta –6.881,88 euros– de la que San Sadurniño se puede beneficiar al tener en su territorio un parque eólico. Los restantes 3.700 euros fueron asumidos de forma conjunta por ambos concellos en un proporción de 60-40 de manera que finalmente San Sadurniño pondrá 2.200 euros y Moeche aportará cerca de 1.500.


Tanto las cantidades como la manera de compartir el aparato están recogidos en el convenio firmado ayer por los alcaldes Secundino García y Beatriz Bascoy, dentro de una relación de colaboraciones puntuales entre los dos municipios que se inició en 2016 con los servicios de la técnica del Aula Cemit. Luego vendrían más acuerdos de este tipo: un proyecto de limpieza conjunta de cunetas, la compra de un equipo de detección de fugas, el uso de un mismo camión para la recogida de voluminosos o incluso la coordinación a la hora de planificar la reparación de la red viaria de titularidad municipal que comunica los dos municipios.

“Hai mil maneiras de compartir recursos co obxectivo de facer unha xestión máis eficiente e incluso ampliar servizos, como neste caso da hidrolimpadora ou o da posta en marcha do Centro de Transformación Alimentaria de San Ramón, en colaboración tamén con Valdoviño e Cerdido, para o que xa se confirmou financiamento xestionado polo Proder Seitura 22”, indicó Secundino García. Por su parte, la alcaldesa de Moeche alabó que las bonanzas de la colaboración intermunicipal “facilita que poidamos dispoñer de equipamentos que individualmente, tanto a San Sadurniño como a nós, nos sería difícil asumir. Cremos que os concellos pequenos temos que seguir tirando por este camiño no futuro e ampliar todo o que poidamos as fórmulas de cooperación, sen que iso supoña renunciar á nosa autonomía nin tampouco á nosa independencia na xestión. A xente axudouse unha á outra toda a vida e os concellos poden facer o mesmo”.

Moeche y San Sadurniño adquieren una hidrolimpiadora de aceras