lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Acento local en la regeneración de las córneas ulceradas con células madres uterinas

Tras el descubrimiento de las células madre uterinas por parte  del equipo de los doctores Francisco Vizoso y Román Pérez y su potencial terapéutico contra el cáncer de mama más agresivo –estudio publicado el año pasado en la revista Oncotarget y premiado como la mejor comunicación científica en  el Congreso Mundial sobre investigación de células madre–, estos investigadores han sacado a la luz otro trabajo, que tiene ya un futuro práctico muy prometedor.
La nueva investigación con células madre uterinas demuestra su capacidad en la regeneración de córneas ulceradas. El trabajo ha sido realizado entre la Universidad de Santiago de Compostela y la Fundación Hospital de Jove de Gijón, donde el doctor Francisco Vizoso ejerce como jefe de la Unidad de Investigación, además de presidir el comité científico de Ficemu –Fundación para la Investigación de Células Madre–.
A Vizoso, natural de Maniños –Fene– se debe el descubrimiento de estas células madre “las hemos encontrado o ellas a nosotras”, matiza este profesional, pero gracias a este acontecimiento se ha avanzado en un campo nada fácil.  Hasta ahora, las células madre se obtenían de médula ósea, cordón umbilical o grasa, además de las controvertidas células embrionarias e incluso se creaban de forma sintética.
El avance de las que se obtienen del cérvix uterino es muy grande ya que, como explica Vizoso, “se consiguen con un simple cepillado ginecológico, sin cirugía, de forma no cruenta”. Otra de las ventajas es el rápido crecimiento de estas células, que se mantienen en contenedores y duplican su tamaño muy rápidamente, lo que,  indica este científico, “permite obtener cantidades ingentes para la investigación y su posterior uso terapéutico”.
Además de la aplicación de las células en sí mismas a pacientes –una utilidad complicada como terapia avanzada que es–, las uterinas tienen la ventaja de que crecen en recipientes de plástico, pegándose a la parte inferior y creando un “medio condicionado” –el líquido en el que se forman– con nutrientes y propiedades antitumorales, contra bacterias, hongos, etc. La utilización de ese medio condicionado permite, como explica el doctor Francisco Vizoso, “mayor facilidad a la hora de realizar más experimentos y más aplicabilidad”. Su uso es cuestión de tiempo, ya que  está demostrado que mantiene sus efectos convertido en polvo y rediluido en agua y demostrado, además, que es efectivo contra el cáncer agresivo en ratones.
La nueva investigación que supone la regeneración de córneas ulceradas con células madre uterinas se acaba de publicar en la prestigiosa revista científica internacional “Investigative ophthalmology & visual science –IOVS–” y ha demostrado que el medio condicionado favorece el proceso de regeneración tisular de la córnea a la vez que ayuda a la inhibición del crecimiento bacteriano.
Francisco Vizoso recuerda que para este trabajo se extirpó a las ratas la glándula que produce la lágrima y se provocaron úlceras, demostrando que el secretoma de las células madre uterinas permite la regeneración de la córnea y el cierre de la úlcera, de manera más rápida que el tratamiento con gotas oftalmológicas usado en la clínica. Además, se han identificado proteínas con efecto regenerador, que favorece la inhibición del crecimiento bacteriano, lo que supondría un avance contra gérmenes como los estafilococos o el e-coli.

futuros medicamentos
El “atractivo” de estas células, por su facilidad de obtención, su rápido crecimiento, la importante utilidad del medio condicionado, sus efectos antitumorales y antimicrobianos hacen que el futuro de esta última investigación en regeneración de córneas ulceradas no se vaya a quedar solo en un importante trabajo.
El doctor Vizoso adelantó que la agencia española del medicamento ya les ha remitido las directrices para internar su aplicación en humanos. Primero se realizarán los ensayos clínicos en úlceras y ojo seco, algo que podría ser una realidad en un plazo no superior a un año.
Los pacientes que usan lentes de contacto y que sufren de ojo seco, alergias inducidas por las soluciones comerciales o úlceras corneales podrían beneficiarse de este nuevo tratamiento, que ofrece la ventaja de no tener que usar las células madre sino un producto derivado de ellas.
Para llegar a este momento,  el trabajo, sin embargo, ha sido arduo y se remonta a cinco o seis años atrás desde el descubrimiento de estas células . Hace unos dos años comenzaron a obtenerse de una citología de cérvix y después se consiguió hacerlas crecer.
Para el investigador local, el papel de estas células tendría una explicación casi biológica-fiolosófica, y así explica que “son tan especiales por hallarse en el cérvix uterino, en una zona que separa la vagina y el útero y en un espacio, por tanto, en el que tienen que renovarse continuamente y proteger la vida. Ese cóctel de sustancias es la que las hace únicas”

Acento local en la regeneración de las córneas ulceradas con células madres uterinas

Te puede interesar