Nikki van Dijk se impuso en una cita espectacular

|

En una final de tinte australiano, Nikki van Dijk se impuso en la ronda definitiva a su compatriota Dimity Stoyle en una última manga en la que la campeona, que fue de menos a más durante el torneo, acabó firmando una de las mejores tarjetas de esta edición –16,23 puntos– del Pantín Classic Galicia Pro. En la ronda definitiva, Van Dijk no solo tuvo tiempo de tomar seis olas, sino que, además, cerró su concurso con una espectacular maniobra que le valió una elevada puntuación de 9,23 que resultó definitiva a la hora de darle el título.

Hasta ese momento se había mostrado más combativa que su oponente, intentando sacar provecho de todas y cada una de las ondas que el mar le ofrecía, aunque sin grandes beneficios. Mientras tanto, Stoyle, tras una ola de calentamiento, sumó un giro valorado con 8,87 puntos por los jueces que elevó la exigencia para Val Dijk. Ésta, sin embargo, no se amilanó y, gracias a una ola de siete puntos volvió a entrar en liza con, todavía, tiempo por delante para intentar mejorar su registro. Tres centésimas le daban entonces la victoria, pero llegó entonces la hora de rematar la faena y fue entonces cuando se sacó de la manga una última y magnífica “cabalgada” que redondeaba su triunfo.

En la última jornada del campeonato, sobre olas de dos metros, Van Dijk demostró ser la surfista más sólida cuando otras cabezas de serie como Pauline Ado, Alize Amaud o Laura Enerver, una de las grandes favoritas, fueron cayendo en las rondas preliminares ante el potencial de las hawaianas Malia Manuel –que ganó en Pantín en 2010–, Tatiana Weston-Web y Alessa Quizon. Sin embargo, en semifinales, el doble duelo hawaiano-australiano se decantó a favor de las “aussies” que, con su presencia en la final, se aseguraron la clasificación para el World Tour femenino de 2014, que congrega a las 17 mejores del mundo.

En el conocido como “Dream Tour” –Tour de los Sueños– también competirá la francesa Johanne Defay, que se coronó ayer campeona de Europa tras avanzar más eliminatorias en el campeonato de Valdoviño que sus oponentes, las otras tres galas en liza: Alize Amaud, Pauline Ado y Justine Dupont.

La directora de Turismo de la Xunta, Nava Castro, y el alcalde de Valdoviño, Antonio Vigo, fueron los encargados de entregar los trofeos a la vencedora que inscribe por primera vez el nombre de una surfista australiana en el cuadro de honor del Pantín Classic.

Nikki van Dijk se impuso en una cita espectacular