El BNG ve “improbable” convertirse en un aliado para los presupuestos

El gobierno espera contar con el apoyo del BNG –en la imagen– para sacar adelante su texto económicoj. meis
|

La portavoz popular, Martina Aneiros, retó ayer a la alcaldesa en funciones, Beatriz Sestayo, a entregar “un certificado de informe técnico de la Intervención que demuestre que los 47 folios que se entregó a la oposición para presentar aportaciones a los presupuestos de 2016 son suficientes para llevar a debate plenario el tema y para que Ferrol tenga presupuestos”. Con esto criticó una vez más que no haya previsión de ingresos, ni anexo de inversiones, ni memoria política ni capítulo 1–relativo al personal–.
Pero no solo el Partido Popular arremetió nuevamente contra el documento que se espera que analicen en 15 días, el BNG pidió tanto al ejecutivo local como al PP “que deixen de xogar ao despiste cos orzamentos municipais”.
Así, reclamó al gobierno local que asuma su responsabilidad como encargado de elaborar los presupuestos de este año y criticó que continúe con el documento económico prorrogado del PP desde principios de año y “á vista da documentación aportada”, explicó el portavoz, Iván Rivas, “sen vontande de desenvolver os seus propios”.
Rivas achacó a la ausencia del responsable de Facenda –el regidor, Jorge Suárez– el desconocimiento de Sestayo sobre la documentación que acompaña a los presupuestos y denunció que establecer un plazo de 15 días para el análisis y valoración “é o mesmos comportamento despótico do PP dos catro anos anteriores”.

suicidio político
Por estas razones y por la “falsidade e carencia de argumentos” mostrada por el ejecutivo, el BNG indica que “é improbable que este goberno poida atopar un aliado no BNG e esta actitude só beneficia aos intereses partidistas do PP que só nos suscita unha dúbida que é si esta maneira de proceder é inconsciente ou se o suicidio político do actual goberno é premeditado”.
Desde el grupo municipal del BNG se reclama al actual gobierno –FeC-PSOE– que rectifique, indicando que “non por poñerse aos pés dos cabalos do PP senón por responsabilidade coa cidade xa que están a por tamén os intereses dos veciños, despóis de estar sometido á tiranía dun goberno con maioría absoluta durante catro anos pasados”. Algo que, indicó Rivas, “parece que o actual goberno quere emular”.

El BNG ve “improbable” convertirse en un aliado para los presupuestos