El comercio afronta con optimismo las primeras rebajas de la recuperación

Locales abiertos en el Centro de Ferrol
|

El comercio ferrolano afronta con optimismo la campaña de rebajas que se inicia el próximo jueves, según señaló ayer el presidente de ACOF –la Asociación de Comerciantes del Centro de Ferrol–, Cristóbal García Nores.
De este modo, García Nores confió ayer que el subsector del textil y del calzado sean los que más se beneficien del periodo de rebajas, debido a que las condiciones de buen tiempo que hubo en meses anteriores no animo la venta de seos productos.
Los españoles invertirán una media de entre 70 y 85 euros por persona, siendo superior al gasto realizado en 2015, en las que serán las primeras rebajas de la recuperación, según las estimaciones ofrecidas por la Confederación Española de Comercio (CEC).
En concreto, el comercio minorista se ha mostrado “optimista” con las estimaciones tanto de la campaña de Navidad como de la de Reyes que están siendo positivas, con incrementos en las ventas que se situarían en torno al 6 por ciento.
Por su parte, García Nores no es partidario de hacer una estadística sobre la media de euros que gastarán los habitantes de Ferrolterra en la rebajas, aunque también confía en que la recuperación económica se haga notar con respecto al gasto medio del año pasado en la ciudad.

descuentos
El sector estima que los comerciantes realizarán un “nuevo esfuerzo” con descuentos iniciales que partirán desde el 30% y hasta el 50% en estas rebajas, que podrían alcanzar en una segunda fase incluso hasta el 75% en determinados productos.
García Nores coincide con las cifras anteriores y señala que la media de rebajas en el comercio de Ferrolterra está en torno al 30 por ciento en los primeros días, e incluso podrían llegar al 50 por ciento en algunos casos, para incrementar la oferta con descuentos mucho mayores en los últimos días del periodo de rebajas.
Los subsectores que probablemente más ventas realizarán en rebajas serán el textil, el calzado y los complementos, equipamiento textil del hogar, electrónica, y este año toma fuerza también la recuperación de las ventas del pequeño electrodoméstico.
Además, en 2016 son más los comercios que han decidido adelantar sus descuentos, en especial en el subsector textil, calzado y complementos, que fruto de la suave climatología de este otoño-invierno acumulan mayor stock de producto que en años anteriores, como recordó el presidente de ACOF.
Sin embargo, la mayoría del comercio minorista apuesta por mantener el inicio de la campaña de rebajas para el 7 de enero, buscando cierto efecto reclamo del tradicional “arranque de rebajas” y que en Ferrol coincide con la festividad de San Julián, ya día oficial de rebajas.
En los últimos años, desde que se liberalizaran en 2012 los periodos de rebajas, se ha asistido a una progresiva dilución del impacto y duración que las campañas tienen sobre las ventas. En esta ocasión se estima apenas dure entre 10 y 15 días, similar al efecto que tuvo en 2015.
Las compras en las rebajas de invierno en el conjunto del Estado se elevarán un 5% en 2016 con unas ventas estimadas que rondarán los 3.940 millones, frente a los 3.750 millones registrados en 2015, según las previsiones realizadas por la patronal del comercio textil, Acotex. 
En concreto, la recuperación de la confianza del consumidor y del consumo propiciará que en la campaña de rebajas las tiendas de ropa cuenten con más afluencia de clientes y vendan más que en el mismo periodo del año pasado, según informó Acotex. 
 Acotex recuerda que las rebajas de invierno representan el 25% de las ventas de todo el año, siendo más importantes que las de verano porque se venden prendas de mayor valor, como por ejemplo, abrigos, piel, entre otros artículos. 
Por otro lado, el 48% de los jóvenes reconoce que invierte entre 50 y 200 euros al mes en moda, mientras que en el caso de los compradores seniors este porcentaje es sensiblemente superior, siendo del 50%, según se desprende del estudio Young Vs. Seniors, realizado por vente-privee, plataforma creadora de las ventas flash por Internet.
En concreto, el estudio muestra que existen diferencias bastante notorias entre los jóvenes menores de 30 años y los seniors (mayores de 60) a la hora de comprar prendas de moda.

El comercio afronta con optimismo las primeras rebajas de la recuperación