Fene despide un año más su consagrado festival de rock

|

La tercera jornada del Fenerock fue más relajada que la noche del sábado, en la que Los Heredeiros da Crus reunieron a sus múltiples seguidores. La música de ayer fue más “autóctona”, con una foliada abierta y participativa para la sesión vermú y para animar la comida popular en la que el churrasco y la paella fueron los protagonistas. Malditos Pendejos se encargaron de cerrar el programa . foto:  fene rock/Jorge meis

Fene despide un año más su consagrado festival de rock