La cosa se pone seria

Sobre Amarah Coleman –en la foto– debe recaer parte de la responsabilidad ofensiva del equipo | Dani Alexandre
|

Aportan tranquilidad, dan seguridad y avalan el trabajo que se está haciendo. Eso es lo que necesita el Baxi Ferrol para avanzar en este complicado proceso de sentar los cimientos del juego del equipo.
El arranque de las ferrolanas ha sido deficitario en resultados –perdió ante Nissan Al-Qázeres y Cadí La Seu– pero, sobre todo, en sensaciones, así que esta mañana –12.30 horas– acude a Zamora con el propósito de reencontrarse con los unos y con las otras. Lo hará ante un equipo como el Quesos El Pastor que, una temporada más, parece haber fijado su techo en alcanzar la salvación. Teniendo en cuenta que, visto el desarrollo de las cosas en estas primeras jornadas, ese será también un objetivo prioritario para el Baxi, esa pugna entre rivales directos aporta otro extra al partido.
Porque esta mañana uno de los dos dejará atrás esa urgencia por estrenar el casillero de victorias en la clasificación y, de paso, alejarse de dinámicas peligrosamente negativas. El precedente más cercano, de esta misma pretemporada, dio la victoria al cuadro ferrolano (65-72) en un partido que, con casi toda probabilidad, poco tendrá que ver con el que hoy se dirima en el pabellón Ángel Nieto. Ahora hay mucho más en juego, y también ahora los dos equipos empiezan a tener cargadas sus mochilas de experiencias y sensaciones.
Poco tienen que ver las dos derrotas por la mínima que encajaron las zamoranas ante Araski y Ensino –esta última, el pasado miércoles, en la prórroga– con las que sufrió un Baxi Ferrol que en sus dos duelos precedentes dejó alguna que otra pincelada de lo que puede llegar a dar de sí, sobre todo en el capítulo defensivo, pero también de una cara mucho más gris que su técnico confía en que vaya dejando atrás cuando el equipo gane en conjunción.
Pero, mientras tanto, toca sufrir, remar y no mirar atrás para poner esa primera piedra sobre la que tomar impulso. El problema es que, una semana más, no peleará el Baxi Ferrol en las mejores condiciones. Así, a la conocida baja de Marina Delgado, se suma, por segunda semana consecutiva, la de Natalia Rodríguez, en esta ocasión por unas molestias en la rodilla. Sin ellas, además de resentirse la dirección de juego en ausencia de la base balear, se limitarán de nuevo las rotaciones, un hándicap importante para un equipo que basa su juego en la intensidad y que deberá gestionar mejor tanto su cansancio físico como el mental. l

La cosa se pone seria