Denunciadas por acudir a un piso de Recimil a "chillar y bailar porque se aburrían" en sus casas

|

Sobre las 21,00 horas de ayer, la Policía Local escuchó gritos y ruidos en un piso de la calle Narón, en Recimil. Una vez allí, los agentes encontraron la puerta de una vivienda abierta y a tres personas en su interior "cantando y chillando". Uno de ellos manifestó ser el dueño de la vivienda, mientras que los otros alegaron que "se aburren en sus casas" y que acuden a diario al piso "para cantar con sus amigos".

También este miércoles, pasadas las 20,00 horas, fueron denunciados en Ferrol, por incumplir el decreto del estado de alarma, cuatro individuos que viajaban en el mismo turismo, argumentando que se dirigían a un supermercado a hacer la compra. Uno de ellos ya había sido denunciado en jornadas anteriores.

Finalmente, el martes, agentes de la Policía Local acudieron pasadas las 15,00 horas a un supermercado de la calle Perbes por la presencia de una persona alterada. Una vez allí, el personal del establecimiento les contó que el hombre no les había hecho caso cuando le explicaron que no podía pasar porque el aforo estaba completo. El cliente argumentó que "aún no era la hora de cierre" y "accedió por el aparcamiento, no respetando la cola de entrada por la puerta principal".  

Denunciadas por acudir a un piso de Recimil a "chillar y bailar porque se aburrían" en sus casas