Clubes y deportistas, a la espera de que se tomen decisiones

Pabellón de A Malata partido femenino de baloncesto entre el Baxi Ferrol y el Celta Zorka
|

Sigue la incertidumbre en el mundo del deporte sobre cómo el coronavirus puede afectar al futuro de las distintas competiciones. Muchos clubes no tienen muy claro si sus ligas van a reanudarse o si, por el contrario, se van a dar por finalizar, dependiendo de lo que pase en los próximos días. Las federaciones no dejan de recibir llamadas para conocer de primera mano la situación, sobre todo los clubes que tienen en sus filas jugadores extranjeros, ya que en muchos de esos casos estos quieren retornar a sus países de origen por la indefinición acerca del desarrollo de los torneos.

Muchas son las incógnitas a despejar en estos momentos. Por un lado, el tiempo de inactividad que queda por delante, dependiendo de cómo evolucione la situación, ya que a los jugadores se les mandó a sus domicilios para someterse a una cuarentena, pero con la intención de que hicieran algún tipo de ejercicio al aire libre, siempre que no fuese en grupo. Sin embargo, las últimas restricciones les dejan sin esa opción de hacer deporte, salvo que sea en sus domicilios.

Por otra, dependiendo del tiempo de inactividad, habrá que comprobar si los deportistas están en condiciones de reanudar las competiciones. También habría que comprobar si se está a tiempo de recuperar las jornadas que no se puedan disputar que, como mínimo, van a ser dos.

Las federaciones empiezan a mostrarse desbordadas y sin saber dar respuestas a las preguntas que se les hace llegar, sobre qué pasaría si las competiciones no se llegasen a reanudar –si habría ascensos y descensos o si la próxima temporada año seguirían con los mismos conjuntos–.

Valoración
El máximo responsable en Galicia de fútbol sala, Pablo Prieto, es claro cuando dice acerca de la situación actual que “no hay normativa que hable de una circunstancia como la actual; es una cuestión complicada de abordar y ahora mismo nadie puede saber qué va a pasar, si se podrán reanudar las ligas o si no dará tiempo de alargarse la inactividad”.

La Federación Galega no sabe qué pasará en el futuro, aunque Pablo Prieto señala que “ahora nuestra preocupación es que se soluciones el tema sanitario para que la gente pueda volver a hacer vida normal y a practicar deporte, aunque nadie sabe a ciencia cierta si eso ocurrirá en quince días, en un mes o en dos”.

El dirigente, por eso, recuerda que “la gente ahora se tiene que preocupar más por su salud que de lo que pueda pasar con las diferentes competiciones, que en estos momentos son secundarias”. Es probable que a lo largo de esta semana, las diferentes federaciones deportivas españolas recurran al Consejo Superior de Deportes para que ese organismo determine lo que hay que hacer. Lo que parece complicado es que, dado los últimos casos de deportistas de diferentes modalidades contagiados y la marcha de otros a sus lugares de origen se retomen las ligas.

El máximo organismo del deporte español, de esa forma, tendrá la patata caliente de determinar si toma una decisión conjunta a todos los deportes o si, por el contrario, lo hace individualmente. Además, tendrá que determinar si las competiciones quedan sin efecto o si quedan como estaban en el momento de la suspensión. Las federaciones prefieren lo primero, y así se lo han indicado “off the record” a dirigentes de los clubes, pero será el CSD el que dicte sentencia, que entidades y deportistas no quieren que se prolongue.

Clubes y deportistas, a la espera de que se tomen decisiones