Las obras del CHUF avanzan con los cimientos de un nuevo edificio

En la zona contigua a las Urgencias y a la actual farmacia se han demolido anexos y se empieza a trabajar en la base de uno de los dos edificios nuevos | d.a.
|

El entorno del Arquitecto Marcide está inmerso de lleno en las obras de la primera fase del Plan Director, después de varios meses de trabajos (interrumpidos durante dos semanas por la pandemia) en los que se compatibilizan maquinaria y operarios con el desarrollo de las distintas consultas.

Las actuaciones tienen ahora mismo dos espacios principales: el Hospital Naval y el propio Marcide. En este último empiezan a verse ya los cimientos de uno de los dos nuevos edificios que se construirán, uno para la asistencia a pacientes y otro con fines administrativos. En el Naval está a punto de concluir el proceso de traslados de otras secciones, con el que se liberan espacios en el Marcide para que allí continúen las obras. La Farmacia se ubicará en el nivel cero. En la primera planta, donde estaba Pediatría (que ahora se movió a la tercera) se ubicará el Hospital de Día Onco-Hematológico. Y en el segundo piso se instalará el laboratorio de Microbiología. Estas tres intervenciones estarán concluidas y listas para su ubicación en el primer trimestre de 2021. En los tres casos son desplazamientos provisionales, puesto que los tres servicios volverán al Marcide cuando su nuevo espacio esté disponible.

También volverán las cocinas, que ahora operan desde el Naval. Sin embargo, otros servicios quedarán en este antiguo centro militar definitivamente. Es el caso de la Lavandería, que además ha sido ampliada y modernizada, y del laboratorio de Anatomía Patológica.

Diversos servicios han sido trasladados al edificio de Marinería, situado en paralelo al cierre del recinto del Naval, para permitir también liberar otros espacios y avanzar en las obras.

Viales y demoliciones

En el Arquitecto Marcide ha empezado la demolición de una parte del sótano, en donde se ubicará el nuevo servicio de Radiodiagnóstico. De esa zona se retiraron los módulos de almacenaje y residuos, que ahora están situados en los jardines frontales.

En cuanto a accesos, se ha desplazado la entrada a Urgencias, donde hay dos calles, una de ellas para el acceso a las obras de los vehículos pesados, que tienen la salida más abajo, hacia la calle Irmandade de Doadores de Sangue. Esta rampa para suministros, almacén y mercancías quedará después como carril por el que se gestionará la entrada de suministros y la retirada de residuos del hospital. Es en esta zona donde se ha demolido un anexo del edificio y también donde las máquinas trabajan en la base del que será uno de los dos edificios nuevos. Los andamios y el esqueleto están ya a la vista.

La Fase 1 del Plan Director tiene una inversión prevista de 58 millones de euros, distribuidos en los tres años que se han fijado para la conclusión de estos trabajos.

Las obras del CHUF avanzan con los cimientos de un nuevo edificio