Feijóo admite que puede haber cambios en la Xunta antes de las autonómicas

GRAF1435. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20/06/2019.- El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la reunión sobre "los retos de Galicia para la próxima década", este jueves en San Caetano. EFE/Lavandeira jr
|

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, admitió ayer que antes de la celebración de las elecciones del próximo 2020 podría haber cambios en la conformación del Gobierno. En una entrevista en la Radio Galega, recogida por Efe, el jefe del Ejecutivo confirmó que sí podrían darse modificaciones en el Gobierno aunque no explicó en qué jerarquía del organigrama podrían acometerse.


La última remodelación del Gobierno gallego se llevó a cabo en septiembre del pasado año con la salida de Beatriz Mato y José Manuel Rey Varela, y la incorporación de José González (Medio Rural), Fabiola García (Política Social) y Carmen Pomar (Educación).

Con todo, Feijóo no marcó ninguna fecha para esa posible remodelación, entendiendo que “ningún presidente que sea responsable anuncia las crisis de gobierno” aunque entiende que “si puede haber algún cambio en los equipos”, esas modificaciones entrarían dentro de la normalidad.


Para el líder de los populares gallegos, lo verdaderamente importante es que “en Galicia hay un plan de Gobierno” para la próxima década y que a él le interesa dejar cerrado, dibujar la Galicia del 2030 “es la responsabilidad que tenemos en este momento”.


Además, el máximo mandatario autonómico declinó responder sobre la posibilidad de que se vuelva a presentar como candidato a la Presidencia de la Xunta en las próximas elecciones autonómicas aunque también remarcó que “a cualquier gallego le interesa pilotar los temas importantes de su país”.

Inestabilidad
En su intervención, el también líder de los populares gallegos se refirió, además, a la situación política actual existente en España y, lamentó que, a su parecer el Estado se encuentra “en un momento malo y de inestabilidad”. 

En el último año, a raíz de la moción de censura impulsada por el actual presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se produjo en el país “una situación de fragilidad” y “enorme inestabilidad política”, aseveró. el presidente de la Xunta
Al tiempo, Feijóo criticó durante el transcurso de la entrevista que “el señor Sánchez opte por gobernar con el independentismo navarro, independentismos vasco y con el independentismo catalán más con el populismo de Podemos” a través de unos pactos que, a su juicio, acreditan la necesidad de cambiar de forma urgente la Ley Electoral.
“Más que nunca necesitamos imperiosamente cambiar la ley electoral, no podemos vivir en la incertidumbre permanente”, sostuvo el presidente gallego.

Democracia Ourensana
No obstante, el presidente autonómico defendió el pacto alcanzado entre su partido y Democracia Ourensana en la ciudad de Ourense después de que “los socialistas no quisieran que gobernaran las listas más votadas” en las administraciones gallegas tal y como les propusieron desde el PPdeG.


Por ello, también el dirigente popular lamentó que en el PSdeG se critique ahora el pacto con el partido de Gonzalo Pérez Jácome –actual alcalde de Ourense– y enjuició que el acuerdo del PP en Ourense es “con un partido independiente” mientras que los socialistas, en muchas ocasiones, “está pactando con partidos independentistas”.
“Si el Partido Socialista empieza a dar lecciones de cómo hay que pactar es una pena que nos tome el pelo a todo el mundo y todo el tiempo”, recriminó Feijóo en la entrevista.


El presidente gallego insistió en que “ya está bien” de que el PSOE “pueda pactar con el Bloque, que el Bloque pueda pactar con Bildu y con Esquerra Republicana en la misma papeleta en las elecciones europeas” con lo que “parece que el Partido Socialista puede pactar con todos, incluyendo Democracia Ourensana, y el Partido Popular ni siquiera puede dar estabilidad a las instituciones de Ourense” que fue el objetivo del acuerdo, defendió el líder autonómico.

Feijóo admite que puede haber cambios en la Xunta antes de las autonómicas