La Xunta consigna casi 40 millones para obras en centros educativos

Román Rodríguez explica en la tribuna del Parlamento en que consistirá la actuación
|

El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, sumó ayer los casi 21 millones de euros del fondo de superávit que se destinarán al ámbito educativo con los 15,5 del plan de mejora de las infraestructuras educativas 2015-2020 y con otros 3,5 ya consignados en el presupuesto para prometer en el Parlamento una inversión de casi 40 millones para acometer obras en “casi la mitad” de los centros escolares de Galicia.
“Llegó el momento de devolver a la comunidad educativa el esfuerzo, con inversiones y mejoras en los centros ahora que disponemos de una mejor situación económica”, ha proclamado ante el pleno, antes de señalar que los 20,8 millones de euros del fondo de “superávit de responsabilidad” se ejecutarán este mismo año para 402 actuaciones en 166 ayuntamientos.
En cuanto a la cifra global, ha desligado el reparto de fondos cualquier criterio político, y aseguró que se hizo de forma “equitativa” y ponderando “las necesidades” existentes. Así, las mayores inversiones se prevén en la provincia de A Coruña, seguida de Pontevedra, Lugo y Ourense. Sobre las actuaciones, como ha detallado, habrá ampliaciones, mejoras energéticas, eléctricas y en la fontanería y reformas en baños, comedores, patios y bibliotecas.
Escuchada su intervención, el socialista Vicente Docasar censuró su “publicidad y propaganda en período preelectoral” tras años de un “austericidio” del que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, es “alumno aventajado”.
Y, tras censurar que el conselleiro “ningunee” a la Cámara al traer “anuncios propagandísticos ya anunciados”, advirtió de que “la chequera no arregla los problemas” que en la educación está provocando la Lomce.
La misma línea siguió el diputado del BNG Cosme Pombo, quien resumió la política educativa del PP con la letra de la canción “Somos Siniestro Total”, que cantó brevemente.
Más incisivo fue Ramón Vázquez, de AGE, en lo relativo a la “medalla de latón” impuesta a la Xunta por el Gobierno tras “un austeritarismo sin precedentes”. “Galicia fue la tercera comunidad con más recortes en personal docente. ¡Somos líderes! ¡Somos vanguardia!”, ironizó.
Asimismo, sostuvo que “el precio” de esa presea es que la comunidad tiene “el único gobierno de Europa investigado por dejar morir a pacientes sin tratamiento” y su “premio” son 200 millones de euros a “invertir en la campaña electoral del PP”.
Mientras Mónica Fernández, del grupo mixto, insistió en las críticas al anuncio de inversiones en materia social por la “cercanía de elecciones”.

La Xunta consigna casi 40 millones para obras en centros educativos