Los comités de las auxiliares del naval se dividen entre seguir o desconvocar la huelga

|

Los comités de empresa de las auxiliares de Navantia en la ría de Ferrol, especialmente aquellas que tienen un gran peso en el astillero, se dividen estos días entre seguir con la huelga –iniciada hace 19 días– o desconvocarla. Una de las primeras en pronunciarse fue Electrorayma, que lo hizo tras la consulta sindical organizada por CCOO, UGT y MAS (con un amplio apoyo favorable a levantar los paros), oponiéndose a dar validez a estos resultados.

En la misma línea se posicionó ayer el comité de Ferrovial-Elinco (encargado del mantenimiento industrial del astillero), cuyos delegados aseguraron que la plantilla continuará apoyando la convocatoria de huelga auspiciada por la CIG “para la recuperación de los derechos de los trabajadores firmados en los acuerdos del 2001”. Esta auxiliar tampoco reconoce la “legitimidad de dichas votaciones por no cumplir con unas mínimas garantías tanto democráticas como legales, que la propia convocatoria comprometía”.  

 

Abusiva

Por su parte, el comité de empresa de Serfrimec solicitó ayer a los convocantes de la huelga que mantiene un paro indefinido en las antiguas Astano y Bazán que paralice esta medida por considerarla “abusiva”. En un comunicado, este comité asegura que la huelga está “deslegitimada” tras el resultado de la votación celebrada el pasado viernes en el Carvalho Calero.

De este modo, los trabajadores de Serfrimec censuran que “no se respete el derecho a trabajar a las empresas” que no están afectadas por las tablas salariales del 2001, así como a las entidades que ya las pagan”, entre las que sitúan a su propia compañía .

Asimismo, los representantes de los trabajadores de la compañía con sede en Cabanas responsabilizan al comité de huelga, integrado por la CIG, “de los treinta despidos que realizó la empresa el pasado jueves”, 19 de octubre, “siendo todos ellos compañeros que percibían las tablas salariales del 2001 y otros tantos que no llegaron a ser contratados a consecuencia de la huelga”.

A primera hora de esta mañana está previsto que los trabajadores de algunas plantillas acudan a las puertas del astillero para intentar acceder a sus puestos de trabajo. Una pretensión que ya fue comunicada formalmente al comité de huelga incidiendo en que si este no accedía estaría cayendo en una “actitud soberbia y de autoritarismo”.

Como respuesta a esto, la CIG ha convocado durante el fin de semana a través de redes sociales y Whatsapp a todos los operarios disponibles para realizar un gran piquete bajo la consigna del “no pasarán”. 

Los comités de las auxiliares del naval se dividen entre seguir o desconvocar la huelga