Revolución en el Narón para regresar a la EBA cuanto antes

Diario de Ferrol-2019-08-21-043-af054942
|

Quiere que su paso por Primera Nacional sea fugaz. Tras perder la pasada campaña la categoría en EBA, el Baloncesto Narón arrancará esta misma semana la pretemporada para afrontar el ejercicio en una categoría en la que no quiere permanecer mucho tiempo. Junto con el BBCA Castelo de San Felipe y el Opticalia Eume será uno de los tres conjuntos de Ferrolterra en una competición de la que también sabe que no es tan fácil “salir”. 

Para intentarlo, y tras el batacazo que supuso su descenso, la formación naronesa se ha renovado considerablemente. Así, aunque mantendrá algunas caras del pasado ejercicio y recuperará a algún antiguo jugador, la mayoría de sus efectivos serán nuevas incorporaciones. 

Muchos de estos refuerzos llegan desde el Basket School, cuya generación más exitosa hasta el momento completó el año pasado su etapa junior. Algunos de esos baloncestistas han decidido dar el salto a la categoría sénior de la mano del Baloncesto Narón, como es el caso de Carlos Pena y Dani Fuertes. También Diego Pernas, al que todavía le resta un año de su capítulo formativo, pero ha decidido seguir los pases de los que fueran sus compañeros.

“Son jugadores que vienen para jugar. Ese es el compromiso”, explica Suso Varela, quien regresa a los banquillos para dirigir al equipo. A sus órdenes tendrá también a un jugador de su quinta, Celso, quien regresa a la práctica activa del baloncesto. el será una de las caras nuevas junto con Pedro, un pívot que el año pasado ya jugó en EBA y quien por motivos laborales recala en la ciudad naval; Iván Muiños, que ya militó ocasionalmente en otros equipos de la comarca; y Juanín, que vuelve al Narón tras su paso por Culleredo.

Continuidad
Juanín será uno de esos jugadores que aporte continuidad al grupo junto con Coque Aller, Álex García y Santi Manero, que permanecen en la plantilla y tendrán más protagonismo.

Para completar el grupo, Suso Varela espera concretar en los próximos días la incorporación de un base y un pívot, con los que cree que el conjunto naronés tendría recorrido suficiente como para ser competitivo en el campeonato. “El objetivo es tratar de ascender y para eso vamos a trabajar con seriedad, cuatro días por semana. Tenemos un compromiso con el Concello que queremos cumplir”, adelanta horas antes de que arranque una pretemporada que se prolongará prácticamente dos meses y en la que espera que el equipo afiance las señas de identidad de su juego.

Revolución en el Narón para regresar a la EBA cuanto antes