Ferrol es la ciudad gallega donde más creció el número de atracos

QUINTANA. ROBO DE BOLSOS EN LOS MALLOS
|

Ya sea en establecimientos abiertos al público o en plena calle, los atracos se han multiplicado en la ciudad, donde este tipo de delitos crecieron un 200%, al pasar de cuatro robos con violencia a doce. No obstante, en términos absolutos, A Coruña sigue siendo la ciudad en la que más se incrementaron los atracos, al pasar de 40 a 62.
Según las últimas estadísticas facilitadas por el Ministerio del Interior, de enero a marzo los robos con violencia e intimidación crecieron un 55% más que en el mismo periodo del año pasado, hasta llegar a los 62 casos, mucho más que en cualquiera de las otras grandes ciudades de la comunidad, donde el incremento fue de un 5%. 
La dinámica varía bastante según la ciudad, y no en todas crecen esta clase de delitos. Vigo, por ejemplo, el fenómeno cayó un 15%, de manera que si, el año pasado, la ciudad olívica era el municipio gallego donde más atracos se perpetraban, ahora A Coruña le ha arrebatado el puesto. También en Lugo y Pontevedra descienden esta clase de delitos y en otros municipios, como Santiago, crece en menor medida, menos de lo que podría pensarse por los porcentajes.
Por ejemplo, en la capital comunitaria solo se denunciaron 18 atracos en el primer trimestre del año, frente a los 15 del mismo período de 2015. 

reincidentes
En la mayor parte de los atracos, las víctimas sufren tan solo lesiones leves o incluso salen ilesos, a pesar de que se enfrentan a sus atracadores, que en la gran mayoría de las veces son reincidentes. Es lo que ocurrió en la calle Barcelona el 18 de febrero, cuando entró un hombre armado con una navaja dispuesto a vaciar la caja registradora y fue  puesto en fuga por las propias trabajadoras, auxiliadas por los transeúntes que vieron lo que ocurría desde la calle.  
En otros casos, las lesiones que se producen son más bien accidentales, como en el robo que tuvo lugar en un supermercado del polígono de Pocomaco el 1 de marzo, en el que los dos sospechosos, tras un robo fallido, al abandonar el parking en su vehículo pasaron por encima del pie de un vigilante que había tratado de detenerles. 
Los atracos del primer trimestre del año continuaron hasta el último día: el día 31 de marzo, cuando un taxista  sufrió un asaltó frustrado en la calle de Juan Flórez. El sospechoso, un joven venezolano de 22 años le encañonó con una pistola, que resultó ser de balines.

Ferrol es la ciudad gallega donde más creció el número de atracos