El tradicional Roscón de Reyes acapara el protagonismo en las mesas y pastelerías

Roscón de Reyes en Ferrol
|

Acompañando al desayuno en el caso de los más madrugadores o como sobremesa en otros, el Roscón de Reyes reinó ayer en las mesas de los hogares desbancando por una jornada a turrones, peladillas y polvorones. Este popular dulce elaborado a base de mantequilla, harina, huevos, azúcar, ralladura de naranja y limón, tiene en el agua de azahar su ingrediente estrella. En eso y en el tiempo de dedicación, como recalca el pastelero Pedro García, de la confitería Gascón, en la Carretera de Castilla. “La masa fermenta durante 24 horas como mínimo”, explica, “lo que garantiza que se mantenga durante más tiempo jugoso”. Con esta receta base, la masa, coronada en azúcar y frutas escarchadas admite todo tipo de variados acompañamientos: desde nata a crema o trufa. “Es una receta tradicional, los clientes son fieles a su sabor y desde Gascón también entendemos que hay que mantener las tradiciones”, dice.
El establecimiento que regenta, cuenta con una amplia solera en la elaboración de este postre. Muestra de ello son las colas que, desde primera hora de la mañana se generaron a las puertas de la pastelería para adquirir el afamado dulce que comercializan en varios tamaños. “Elaboramos masa para unos mil roscones de tres tamaños diferentes –pequeño, mediano y grande–. La cantidad es la misma que el año pasado”, explica el pastelero.

reservas
Desde hace cinco años Gascón no admite reservas de este dulce. “Llegamos a tener hasta 400 encargos para el día 6 y no había manera, no dábamos abasto. Tampoco teníamos infraestructura para almacenar todas esas encargas”, recuerda, “por eso tomamos la decisión”. Una medida que, sin embargo, no le ha restado clientela. 
“La gente lo entendió y de  hecho, desde ese momento, lo que sí ocurre es que la gente lo compra ya desde el día antes por la tarde”, asegura. De una forma u otra, con haba y figura incluida, la venta del Roscón de Reyes se mantiene año tras año endulzando así el cierre de las fiestas navideñas. 

El tradicional Roscón de Reyes acapara el protagonismo en las mesas y pastelerías