El Gobierno ve "prematuro" hablar de una fecha para las elecciones

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo archivo ec
|

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, señaló ayer que es “prematuro” hablar de una fecha concreta para que haya elecciones autonómicas en Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución, ya que, según dijo, “lo importante” y la “prioridad” en este momento es aplicar medidas para “restablecer la legalidad”, “devolver” esa comunidad al orden constitucional y recuperar la convivencia.

 

Prioridades

“Es muy pronto para decir cuándo debe haber elecciones en esa comunidad autónoma”, declaró Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, un día antes de que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy presida una reunión extraordinaria de este órgano para aprobar las medidas que se tomarán al amparo del 155 y que después se elevarán al Senado.

Méndez de Vigo indicó que ahora la prioridad es actuar para restablecer la legalidad, recuperar la convivencia y conseguir la neutralidad de las instituciones, de forma que vuelva la “tranquilidad” y el “sosiego” a la sociedad catalana, algo que “no se hace de un día para otro”. “Ese proceso probablemente deba acabar en unas elecciones, pero en este momento hablar de una fecha me parece prematuro”, indicó.

Al ser preguntado expresamente sobre si el Gobierno cree que se pueden convocar elecciones con el artículo 155 de la Carta Magna, Méndez de Vigo reconoció que en el Ejecutivo creen que es “una posibilidad de existe” y que ese precepto “da esa posibilidad”. Eso sí, añadió que esas elecciones deben hacerse bajo las premisas de vuelta al orden constitucional y la legalidad, “no en otras circunstancias”.

Méndez de Vigo explicó que el primer objetivo de la aplicación del artículo 155, pactada con el PSOE y Ciudadanos, es restaurar la legalidad constitucional y estatutaria. Igualmente, citado como objetivos asegurar la neutralidad institucional, preservar los derechos de catalanes y mantener los servicios públicos “esenciales y la recuperación económica”, que “en estos momentos está seriamente en duda” por la situación política en Cataluña.

 

Medio complementario

En este punto, el ministro lamentó la “huida masiva” de más de 900 empresas que camiaron su sede social de Cataluña desde la celebración del referéndum de independencia del 1 de octubre, a lo que se suma la caída en las reservas hoteleras y turísticas, en las ventas de grandes almacenes, entradas de espacios culturales o la caída de la inversión.

Dicho esto, subrayó que la aplicación de ese precepto constitucional, que no se utilizó nunca en la historia de la democracia española, no supone “suspender la autonomía de Cataluña”, sino que es un medio complementario de los medios de control ordinarios que fijó la Constitución.

Es más, el portavoz del Gobierno dijo que hay constituciones de otros países que van “más allá” de ese artículo 155 y hablan de una posible disolución de órganos que violan la Constitución.

El Gobierno ve "prematuro" hablar de una fecha para las elecciones