Los lugareños derrotan de nuevo a los ingleses en la histórica batalla de Brión

los vecinos de brión salen al encuentro de los ingleses para expulsarlos
|

Tal día como ayer del año 1800, los ingleses fueron derrotados por los ferrolanos en una histórica batalla que se libró en los montes de Brión.
La refriega volvió a escenificarse ayer, pero en este caso en tono festivo, por lo que no concluyó con la huida de los súbditos de la reina, sino que todos juntos, vencedores y vencidos, acabaron compartiendo un almuerzo de confraternidad.
La conmemoración del 213º aniversario de la Batalla de Brión dio comienzo en torno a las diez de la mañana con un grupo de ingleses de pega, eso sí vestidos y equipados para la ocasión, que partieron del puerto de Curuxeiras con destino al castillo de San Felipe, desde donde se dirigieron caminando hacia los terrenos que pretendían conquistar.
La marcha de los invasores, de unos 12 kilómetros, pasó por los lugares de San Cristóbal, Cariño, O Confurco y Monteventoso, para encontrarse con los defensores locales, ataviados cual campesinos de aquella época, que habían salido del local social y recorrieron tres kilómetros y medio de distancia para defender lo suyo en los montes de Brión.
La lucha no fue cruenta, aunque unos y otros desempeñasen a la perfección su papel en la recreación bélica, y terminó como tenía que ser, con una fiesta.

Concurso de canto
Tras el buen comer y el buen beber de una comida fraternal, la Asociación de Vecinos “Castelao” de Brión, organizadora del evento, tenía dispuestos una serie de juegos para los niños, con sus correspondientes premios, y también se celebró un concurso de canto, en el que quien lo estimó oportuno tuvo la oportunidad de demostrar sus dotes musicales.
La fiesta conmemorativa finalizó al atardecer, cuando vencedores y vendcidos volvieron a su lugar de procedencia.

Los lugareños derrotan de nuevo a los ingleses en la histórica batalla de Brión