Feijóo afirma que no siente preocupación alguna por un posible adelanto de las elecciones a la Xunta

Feijóo dijo que con los 370 millones de euros que adeuda el Estado se podría hacer el nuevo hospital de A Coruña “completo”
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, asegura “no estar preocupado” por el calendario electoral y afirmó que “no hay ninguna novedad”. “Vamos a intentar seguir trabajando con independencia del ruido, de los comentarios o de las noticias”, sentenció al ser preguntado sobre si prevé acompasar las elecciones autonómicas a las del País Vasco, cuyo lehendakari, Iñigo Urkullu, sopesa un adelanto.

Galicia y Euskadi coincidieron en la fecha electoral en las últimas tres contiendas electorales desde que en 2009 el socialista Emilio Pérez Touriño anticipó los comicios gallegos y los vascos decidieron secundar la fecha.

Feijóo evitó profundizar sobre esta cuestión y alegó falta de “preocupación”. “Y, por lo tanto, no hay ninguna novedad; seguimos trabajando, tengo que votar, tengo que cumplir con mis obligaciones como diputado y mañana con mis obligaciones como presidente de la Xunta en el Consello que vamos a celebrar”, solventó.

Y dicho esto, agregó que van a “intentar seguir trabajando con independencia del ruido, de los comentarios o de las noticias que afectan a otras comunidades autónomas”, en referencia no solo a País Vasco, por la que fue preguntado explícitamente, sino a Cataluña.

De hecho, y aunque el Estatuto de Autonomía de Galicia faculta al presidente como única persona sobre la que recae la decisión de disolver la Cámara y convocar elecciones, al ser preguntado por si llevaría el calendario electoral a la reunión de su gobierno este jueves, Feijóo fue rotundo: “la respuesta es que no”.

Debate en el pleno

La cuestión electoral se coló en el pleno de la mano del líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, que instó al presidente de la Xunta a “aclarar” el calendario que maneja para la comunidad, ante lo que no obtuvo respuesta.

“Tiene que aclarar cuándo va a convocar las elecciones para que hablen los gallegos”, subrayó en el hemiciclo Caballero, que ya instó reiteradamente al presidente a clarificar cuál será el horizonte electoral en Galicia, donde las elecciones autonómicas tocarían, si no hay un adelanto, después del verano.

“Decida si quiere o no ser candidato, pero el escenario electoral sería positivo que lo aclare de una vez. Que diga cuándo va a convocar las elecciones que lo van a retirar del poder”, insistió el dirigente socialista, en un contexto político marcado por la decisión del lehendakari vasco de consultar a sus consejeros sobre un posible adelanto, cumpliendo así el trámite obligatorio previo a llamar a las urnas en la comunidad autónoma vasca.

 

Debate sobre Sanidad

Sin embargo, no solo el adelanto de elecciones fue motivo de debate entre ambos líderes. Mientras Gonzalo Caballero y el resto de miembros de la oposición auguraron “un grito unánime” en su defensa en la manifestación convocada en Santiago para el próximo domingo, el presidente se mostró orgulloso del servicio gallego de salud.

De hecho, en respuesta al socialista, a quien ha afeado un “selfie” con Pedro Sánchez publicado en los periódicos, Feijóo advirtidó que los 370 millones que el Ejecutivo estatal “debe” a Galicia permitirían hacer el nuevo hospital de A Coruña “completo” o impulsar conjuntamente las remodelaciones de los hospitales de Pontevedra y Ferrol.

Feijóo afirma que no siente preocupación alguna por un posible adelanto de las elecciones a la Xunta