Feijóo admite que le preocupa la llegada de visitantes de Madrid y Barcelona

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mantiene su decisión de pedir al Gobierno central la salida del estado de alarma en Galicia | xoán rey (efe)
|

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, trasladó ayer cierto grado de preocupación por la libre movilidad de los ciudadanos todas las comunidades a partir del 21 de junio, cuando concluya el estado de alarma, aún cuando los territorios no haya superado la fase tres. Además, Feijóo alabó la decisión de Asturias de no abrir las fronteras con Galicia.

El presidente de la Xunta señaló que una vez se dé fin al estado de alarma, los habitantes de ciudades como Madrid o Barcelona podrán “operar libremente” por todo el territorio español lo que demuestra que el “modelo” mantenido por el Gobierno central era “incompleto”. 

Estado de alarma incompleto
En opinión del presidente autonómico, que desde el día 21 se pueda circular por todo el país independientemente de las condiciones epidemiológicas de las zonas demuestra que “el estado de alarma era incompleto. 

A su juicio, sería necesaria una legislación sanitaria que contemplase “cierres parciales” de comunidades, provincias o municipios, sin necesidad de mantener en vigor el estado de alarma. 

“Ese fue el modelo que yo plantee desde hace semanas” y que hubiese evitado que desde el día 21 de junio puedan llegar a Galicia ciudadanos de comunidades que no han superado la fase tres. 

Ha agregado que lamenta “profundamente que no haya un mecanismo que habilité fórmulas” como los cierres parciales, ha abundado Núñez Feijóo que considera que los desplazamientos entre territorios con diferente situación sanitaria podría “entorpecer” los avances conseguidos. 

Con todo, el presidente de la Xunta ha defendido la posibilidad de dejar sin efecto el estado de alarma por el coronavirus el próximo lunes, decisión que se adoptaría hoy en el Consello.

Ha reiterado que como autoridad delegada del Gobierno hará dicha propuesta para salir del estado de alarma una semana antes de lo previsto, a tenor de que Galicia ha sido en los últimos siete días la comunidad autónoma con la tasa de contagios más baja de España. 
Feijóo se ha mostrado convencido de que “si todas las comunidades autónomas tuviesen los datos de Galicia anticiparían la salida al menos una semana”.

“Si se mantiene esa tasa de infección de uno o menos de uno por cada 100.000 habitantes, el Gobierno gallego decidirá desactivar el estado de alarma en la Comunidad autónoma a partir del próximo 15 de junio. Es decir, una semana antes de cuando finalice en el resto de comunidades autónomas”, ha indicado. 

“Básicamente el efecto que va a tener con mayor intensidad es poder subir e incrementar los aforos en determinadas actividades económicas o sociales”, ha apuntado.

El presidente de la Xunta ha señalado, por último, que esta decisión permite, con la “legislación sanitaria”, que Galicia gobierne la situación que se va a vivir en los próximos meses y que, conforme ha subrayado, “sigue siendo de riesgo de contagios y de rebrotes”. 

Con respecto a la movilidad entre las comunidades del cantábrico, ha asegurado que comparte y comprende la decisión del presidente de la Asturias, Adrián Barbón, de no abrir la movilidad entre el Principado y Galicia. 

Preguntado por la decisión de Asturias tras participar en un acto con colectivos de inclusión social en la Cidade da Cultura, el máximo mandatario autonómico ha explicado que el propio Adrián Barbón le comunicó esta decisión al considerar que ya que las autoridades Cántabras no iban a abrir la circulación ni con el País Vasco ni con Astrias, tampoco procedía abrir la movilidad entre Asturias y la Comunidad gallega.

“Es una decisión que comparto y comprendo porque es un poco complicado no abrir a oriente y sí a occidente”, ha manifestado Feijóo, que considera que “la decisión entra dentro de la autonomía de Asturias” y entiende las “razones” trasladadas por el presidente de esta comunidad que se encuentra en la misma fase de la desescalada que Galicia, la 3.

Pasos fronterizos
Por otra parte, cuestionado por el anuncio de la Delegación del Gobierno en Galicia de abrir los pasos fronterizos con Portugal situados en los municipios de Salvaterra, Arbo y Tomiño, Feijóo ha asegurado “desconocer” esta decisión y ha censurado que la Xunta de Galicia, como “autoridad delegada del Gobierno en este momento”, “no esté informada” de la reapertura de estos puntos.   

Con todo, ha asegurado que “si es así” y se va a proceder a la apertura de estos pasos celebra que “se atendiese a una propuesta de la comunidad autónoma”.  

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, había avanzado ayer que los pasos fronterizos de Arbo-Melgaço, Salvaterra do Miño-Monçao y Tomiño-Vilanova de Cerveira, entre España y Portugal, reabrirán a la circulación de lunes a viernes, de 08:00 a 22:00 horas, a partir del 15 de junio.

Feijóo admite que le preocupa la llegada de visitantes de Madrid y Barcelona