Carmela Martins | “Nunca es tarde para poder hacer lo que a uno le guste, solo hay que proponérselo y trabajar por ello”

La actriz, natural de Ferrol, siempre supo que quiso dedicarse al mundo audiovisual
|

Carmela Martins ha sido definido por muchos como “la cara más bonita de la escena audiovisual gallega”, desde que se conoció que consiguió encandilar al fotógrafo de las estrellas, Guillermo Asián, que ha retratado a Penelope Cruz o Sean Conery entre otros grandes nombres. No obstante, la actriz ferrolana es mucho más que una cara bonita.
La pasada noche se estrenaba a nivel nacional con “Vivir sin permiso” demostrando ser una de las actrices más prometedoras de su generación. 

¿Por qué una estudiante de Publicidad decide dar un giro radical a su vida y dedicarse a la interpretación? 
Yo siempre me quise dedicar al cine, pero en mi casa no lo veían bien, por el hecho de no tener una carrera “real”. Por eso decidí hacer una carrera universitaria creativa y que me permitiera también trabajar en el medio audiovisual. La carrera me enamoró, pero cuando empecé a trabajar en Informativos Málaga 24 horas descubrí que estar entre cuatro paredes toda la vida no era lo mío. En cuanto ahorré decidí que ese era el momento de dedicarme al cine, pero fue todo un poco casual. Yo sabía que me quería dedicar a esto, pero tampoco sabía muy bien si se estudiaba o de qué forma. 
 
Precisamente ha dedicado muchos años a formarse de manera intensiva en el campo de la interpretación de teatro y cine ¿de dónde sacó tanta energía para todo? 
Concentré todas mis energías en ello. Vine para la Coruña y empecé a trabajar en La Tuerka Films, un pequeño estudio de interpretación, a cambio de las clases. Pasado un tiempo me contrataron y hasta hoy. La verdad es que fue muy positivo formarme de una manera tan inclusiva, estando en contacto permanente con gente del mundo del sector. También he tenido muchas ayudas a la hora de formarme, por ejemplo, grandes profesores como Daniel Currás, al que estoy muy agradecida por dejarme aprender todos estos años con y de él. Al principio me metí por probar la experiencia por un par de años, si no me gustaba siempre podía volver a dedicarme a la profesión para la que había estudiado, pero me fascinó y quedé enganchada a este mundo. Ahora me estoy formando continuamente, al final te vas nutriendo de muchas fuentes. Como conclusión te diría que nunca es tarde para poder hacer lo que a uno le guste, sólo hay que proponérselo y trabajar por ello. 

¿Le molesta que se refieran a usted como una cara bonita o es algo que asume de un país tan machista? 
Es cierto que en el cine el físico te condiciona mucho. No me molesta, al fin y al cabo no deja de ser un piropo, pero sí que es cierto que me gustaría que los titulares no optasen por el sensacionalismo y no hicieran simplemente alusión a mi físico. Ante todo soy persona primero, luego actriz y si por último alguien considera que lo soy, guapa. Casi nunca, mi físico ha condicionado los papeles que interpreto. Nunca me ha tocado hacer de niña mona. Por eso me gustaría que se me llegase a valorar más por mi trabajo que por mi belleza, pero es un mérito que hay que ganarse.

Recientemente se ha estrenado la serie “Vivir sin permiso” en la que participa ¿No le molesta que los trabajos cinematográficos sobre Galicia elijan como tema principal el ambiente del narcotráfico?
No porque es una realidad que existe y existió en nuestra comunidad. Con “Fariña” Jorge Torregrossa hizo un trabajo fantástico adaptando la novela de Nacho Carretero e intentando ser fieles totalmente a los hechos que hay detrás. La idea de Manuel Rivas para esta nueva ficción, aunque también trata el narcotráfico, la temática principal es una saga familiar. Además, en nuestra televisión autonómica también hay gran variedad de series de otros generos. Si que es cierto que el narcotráfico es una temática en auge, pero tanto podrían usar Galicia como Andalucía o cualquier otra comunidad costera 

Ya que menciona “Fariña” también participó en la producción de esta serie ¿no?
Fui auxiliar de casting. Fue una experiencia muy gratificante porque pude ver este proceso desde el otro lado y darme cuenta de que al final todos los actores somos iguales, todos nos ponemos nerviosos y nos sentimos vulnerables y tenemos nuestros traumas al pasar por esta prueba. 

¿Que diferencias y similitudes diría que hay entre ambas series?
Hay más diferencias de lo que parece. En “Vivir sin permiso” el narcotráfico queda en un segundo plano, mientras que “Fariña”, dentro de ser una ficción, intentaba adaptarse lo más posible a esa historia real que había detrás. Por otra parte, “Vivir sin Permiso” tiene ese aire más telenovelesco y todo lo que pasa es totalmente ficticio. También es destacable que “Fariña” optó por un equipo gallego casi integro. Creo que fue un acierto por parte de Bambú y es increíble lo que ha conseguido y la repercusión que ahora está teniendo en Netflix. “Vivir sin permiso” no deja de ser un producto comercial, enfocado a grandes públicos y en la línea de las series habituales de Mediaset. Cada una es especial a su manera, son dos productos muy cuidados y yo le tengo gran aprecio a ambos proyectos. “Fariña” ha sido un éxito y yo creo que “Vivir sin permiso” también va a encajar y gustar mucho al público. 
¿Qué supone para usted saltar a las pantallas de todo el país?
Lo he trabajado mucho y tengo la esperanza de que me habrá la puerta a más trabajos. Pero no he querido pensar tampoco mucho en ello. Sí que siento bastante presión sobre todo por la opinión de mis familiares y amigos que han estado muy pendientes de mi estreno en el capitulo de la pasada noche. Por tanto yo lo vivo con mucha ilusión y nervios. Ahora calma y a ver que sucede.

En “Vivir sin permiso” destaca también la presencia de numerosos actores de nuestra tierra ¿Diría que cada vez van adquiriendo más relevancia nuestros interpretes en el panorama nacional?
En Galicia hay grandes actores y actrices. Además, tenemos una cantera espectacular y muy preparada. Es obvio que trabajar en una cadena nacional es un gran paso pero no por ello debemos menospreciar el trabajo a nivel autonómico. El equipo técnico y artístico de muchas series de la TVG actuales es completamente válido para poder trabajar en Madrid. Además, entre los actores gallegos hay un ambiente precioso. Creo que estamos bien valorados y cada vez más en auge.

¿Tras este trabajo cuales son sus planes de futuro?
Continúo trabajando como profesora en la Tuerka Films y estamos en el proceso de grabación de la segunda temporada de Vivir sin permiso, que ya ha sido renovada. Voy a centrarme más en algunos proyectos que tengo pensados, como una webserie, y más cosas que he preparado con mis representantes, a las que agradezco su extraordinario trabajo, pero de momento no puedo comentar nada más. l

Carmela Martins | “Nunca es tarde para poder hacer lo que a uno le guste, solo hay que proponérselo y trabajar por ello”