Los futuros mediadores psicosociales salen con sus botiquines a la calle

Los participantes recorrieron durante la noche la ciudad para ofrecer ayuda a las personas sin hogar
|

Los mediadores del curso de emergencias psicosociales puesto en marcha por Arraigo y el Patronato Concepción Arenal, con colaboración del Concello, salieron el pasado fin de semana a la calle para poner en práctica lo aprendido en las primeras clases teóricas desarrolladas los días 18 y 19 de junio.
Beatriz Dorrio, del Patronato, incide en lo positivo de la experiencia hasta el momento debido al “interés y dedicación de la gente” que, con una asistencia constante y continuada, han convertido esta convocatoria en la más exitosa de los últimos años. Se trata de un curso que pretende ampliar el programa SOS Social del Concello.
En el primer fin de semana se trataron ya habilidades sociales y de resolución de conflictos, primeros auxilios, así como también hubo otras charlas a cargo del policía Javier Seijas y la trabajadora social de la unidad de alcoholismo Sonia Picos.
Con este bagaje los futuros mediadores se cargaron los botiquines de emergencias psicosociales a la espalda con el objetivo de “mapear cómo está la calle”, en palabras de Dorrio, acudiendo de noche a varios de los puntos clave en donde las personas sintecho de Ferrol suelen dormir, caso del Sánchez Aguilera o de Canido.
Estas bolsas incluyen termos de café caliente, galletas y otros elementos como trípticos, que permiten a aquellos sin hogar guiarse mejor y saber a dónde acudir a darse una ducha u obtener ropa. Según explica Dorrio, las clases teóricas ofrecen los conocimientos para intervenir en caso de encontrarte con situaciones complicadas y saber cómo reaccionar. Su valoración sobre la primera salida nocturna es positiva, destacando el compromiso de los mediadores y los buenos resultados obtenidos.
Carmen Rey, de Arraigo, se expresa en la misma línea, destacando que tras conocer la labor de estas entidades desde dentro, ahora ya hay personas de los grupos que se quieren sumar como voluntarios a la asociación. Dice sentirse contenta tras ver la respuesta, ya que en un curso así lo primero que se busca es que la gente se implique.
Las clases continuarán en la Casa Solidaria, como hasta ahora, durante el próximo fin de semana. En ellas se contará con miembros de Protección Civil, Bomberos o Asfedro, entre otros. De esta manera los asistentes seguirán adquiriendo competencias y estrategias para hacer frente a este tipo de emergencias en el área municipal.

Los futuros mediadores psicosociales salen con sus botiquines a la calle