Una cita más importante de lo habitual

|

Aun sin llegar a ser decisivos, el arranque de la segunda vuelta liguera hace que cada partido sea un poco más importante. Y si los que se enfrentan son el segundo y el primer clasificado, como son el Logroñés y el Racing, protagonistas del choque que los va a enfrentar esta tarde –17.00 horas, Las Gaunas–, todavía más. No es que el resultado que se registre en este encuentro decida qué escuadra se adjudicará el título de campeón de la liga regular, pero sí puede ser un indicativo de que la lucha se recrudece o que la hegemonía que el cuadro verde ha ejercido hasta ahora perdura.
Logroñés y Racing se presentan a este partido separados por cuatro puntos –a favor del cuadro verde– en la tabla clasificatoria. Así que si es la escuadra riojana la que gana, la distancia se reducirá a uno, lo que recrudecería la lucha por el título de la liga regular a 17 jornadas para el final. Pero si el cuadro verde es el que vence, la diferencia con este rival aumentaría a siete puntos –además del “average”– y lo dejaría muy distanciado de cara al tramo final de la competición liguera. En cambio, si el resultado que se produce es el de empate, la distancia quedaría en los cuatro puntos y serían rivales como el Racing de Santander, el Pontevedra o la Cultural Leonesa los que se podrían acercar a la primera posición que, pase lo que pase, el Racing seguirá luciendo.

TRANQUILIDAD
Para el Racing el arranque de la semana estuvo marcado por la posible salida de Joselu, a quien el Nàstic de Tarragona trató de seducir con una oferta suculenta –además del acuerdo con el Racing– que, sin embargo, el delantero acabó rechazando. Eso le ha insuflado a la plantilla racinguista una tranquilidad que espera que se note en el encuentro de esta tarde, en el que el cuadro verde confía en dar un golpe encima de la mesa hacia el título del grupo I, ese liderato en el que está desde la séptima jornada y que ahora espera mantener.
Los problemas racinguistas en defensa –con Catalá lesionado y Golobart sancionado, el “tocado” Víctor Vázquez es el único central específico que tiene la plantilla– pueden condicionar su puesta en escena en el partido de esta tarde. Sin embargo, el equipo ferrolano ya ha demostrado que, sea de una u otra manera, es capaz de rendir a buen nivel en todos los partidos que dispute. Es lo que espera hacer esta tarde para, así, sacar un buen resultado de un encuentro en el que se juegan tres puntos, como en todos, pero que son algo más importante de lo habitual.

Una cita más importante de lo habitual