Diego Pardo: “Les vamos a poner las cosas difíciles”

Foto: Jorge Meis
|

Justo tres meses después de que cesase su actividad, las integrantes del Valdetires volverán a calzarse las botas esta tarde para retornar a los entrenamientos con la vista puesta en esa promoción de ascenso que la escuadra ferrolana disputará a mediados del próximo mes. Será un play-off poco habitual tanto por su formato –todo se resolverá en dos partidos– como por la fecha en la que se disputará –el primer encuentro será el 18 de julio, ante O Fisgón, y, de ganar, se medirá el 25 al Amarelle– pero, sobre todo, por el escenario que la pandemia por coronavirus depara al mundo del deporte. 

Cuando esta tarde salten a la pista de Esteiro, las jugadoras que dirige Diego Pardo lo harán sujetas a unas estrictas medidas de higiene: No podrán usar los vestuarios, deberán acceder al pabellón con la ropa de entrenamiento puesta, no podrán ducharse al acabar, tendrán que limpiar su calzado, usar gel hidroalcohólico y, por supuesto, todos los utensilios que empleen deberán ­desinfectarse diariamente.

“No va a cambiar la forma de entrenar, pero sí tendremos que adquirir nuevos hábitos”, reconoce el preparador, que, por ejemplo, deberá dirigir la sesión con la mascarilla puesta. Sobre el parquet, con Galicia estrenando la “nueva normalidad”, el aspecto deportivo no cambiará sustancialmente, pues los entrenamientos grupales y el contacto físico están permitidos. Sin embargo, Diego Pardo advierte que en estas primeras sesiones, sobre todo para que “ellas estén más tranquilas y llevar más control, haremos un trabajo individualizado y por separado y, después, iremos incorporando el de grupo”. 

Será una primera toma de contacto en esta especie de pretemporada atípica de cinco semanas que el Valdetires tiene antes de afrontar el momento más importante de la temporada. Una etapa de preparación que el técnico califica como “novedosa” y de la que, reconoce, “nadie, ni siquiera los preparadores físicos de los clubes profesionales, saben muy bien cómo afrontar”.

En su caso, el objetivo es claro y se centra en dos aspectos fundamentales. Por una parte, recuperar mentalmente a las jugadoras, “que llevan tres meses totalmente desconectadas”, pero, sobre todo, medir mucho los tiempos para que se pongan al día físicamente tras este largo parón. “Hay que controlar muy bien las cargas de trabajo para que no se lesione nadie e intentar no llegar muy sobrecargados a los partidos porque corres el riesgo de llegar ‘fundido’ y no tener fuerzas”, advierte Diego Pardo al que lo que más le preocupa a día de hoy es completar esta preparación sin contratiempos físicos, porque “ya no somos muchas, como alguien se lesione...”.

Plantilla
Exactamente van a ser diez las jugadoras que hoy se pongan de nuevo bajo sus órdenes, pues ni las porteras Sara y Carmen ni Sandra podrán reincorporarse al trabajo. Un grupo no muy amplio pero que el preparador considera más que suficiente para acometer el resto de regresar a la máxima categoría del fútbol sala femenino nacional.

“Están muy motivadas. Tienen muchas ganas de jugar y vamos a salir a por todas”, apunta Diego Pardo a la hora de calibrar la motivación de una plantilla a la que el parón del campeonato frenó en seco una prometedora evolución. “Estábamos en un buen momento. Desde noviembre llevábamos una tendencia muy positiva. Tras el partido de la Copa de la Reina frente al Burela pegamos un cambio y empezamos a ganar con más facilidad y a encadenar resultados”.

Ahora, todo eso ya no vale, hay que empezar casi de cero y hacerlo con la mente puesta solo en ese primer partido ante el Fisgón. Cinco semanas de trabajo y un primer duelo que preparará con más detenimiento que en circunstancias normales. De los tres implicados, cree que al que menos le favorece el nuevo formato es al Amarelle, “que se juega toda la temporada a un partido y, además, seguro que preferiría no enfrentarse a rivales que lo conozcan tan bien como nosotros u O Fisgón”. Una circunstancia que no es óbice para que el cuadro herculino siga siendo el favorito, “aunque yo nos veo con opciones. Si llegamos a alcanzar un poco del nivel al que estábamos, se lo vamos a poner difícil”.

Diego Pardo: “Les vamos a poner las cosas difíciles”