Racinguistas de corazón

el actor javier gutiérrez posa con el diploma que lo acredita como embajador del club
|

 

El racinguismo vivió ayer uno de esos días que confirman su vitalidad a poco más de seis años para alcanzar los cien de existencia. Y no solo por la victoria conseguida a última hora. Antes, el descanso del encuentro que enfrentó al equipo ferrolano con el As Pontes fue el momento elegido para rendir homenaje a algunas personas que ayudan a engrandecer al club verde, ya sea por sus años de vinculación como por el afecto que le demuestran cada vez que tiene ocasión y que trasladan allá donde estén.

La celebración, que se desarrolló en el palco del estadio para impedir los efectos de las malas condiciones meteorológicas que dominan los últimos días, empezó con la entrega al actor Javier Gutiérrez del “título” de embajador del club. Es la manera de reconocer los constantes muestras de cariño al club que el intérprete expresa en infinidad de oportunidades tanto cuando están en su ciudad –vistió la camiseta del Racing cuando fue el pregonero de las fiestas– como, sobre todo, cuando lo hace fuera de Ferrol en las diferentes actividades en las que interviene. Javier Gutiérrez, que igual que el resto de los homenajeados presenció en esta ubicación el partido contra el As Pontes –y pudo disfrutar de la emoción de la victoria en el último minuto del encuentro–, se mostró emocionado ante la distinción del club de sus amores.

A continuación se efectuó la entrega de las insignias de oro a los diez socios que, a lo largo de los últimos meses, cumplieron ya medio siglo de pertenencia a la entidad. Todos recibieron con orgullo de manos del presidente de la sociedad, Isidro Silveira, esta condecoración. Pero es que, además, a aquellas personas que ya habían recibido esta distinción en su momento, se les hizo entrega de los siguientes obsequios en el “escalafón” de presentes derivados de su longevidad en la entidad, que fueron un escudo del Racing realizado en cerámica de Sargadelos, una placa y un pergamino acreditativos de su pertencia al club ferrolano.

 

RECOGIMIENTO

Casi una hora antes de estos actos festivos, A Malata había guardado con recogimiento un minuto de silencio en memoria del joven César Torrente, exjugador de las escuadras de base del Racing y que jugaba en el Galicia de Mugardos hasta que falleció el pasado martes. El malogrado jugador era hijo de Ángel Torrente Otero, que había sido jugador, capitán y entrenador de categorías inferiores del club verde en el pasado. Toda la familia de César Torrente, que estuvo presente en el enfrentamiento, recibió el cariño del racinguismo durante el partido tras su desgracia.

En otro orden de cosas, el partido contra el As Pontes fue el del estreno de A Todo Racing-El Periódico del Estadio, realizado por el periodista Juan Galego. En la publicación se analiza cuál es la situación en la que se encuentra el equipo ferrolano. El rotativo se entrega en las diferentes pueras del estadio de A Malata para consumo de los espectadores que se den cita en el enfrentamiento.

 

Racinguistas de corazón