Sestayo denuncia el “colapso” de Urgencias durante el fin de semana

Marcide urgencias
|

La concejala socialista Beatriz Sestayo quiso convertirse ayer en la voz de los pacientes y profesionales del Arquitecto Marcide, después de su experiencia personal en las Urgencias del hospital durante el fin de semana, tras la cual ha presentado una reclamación. Asegura que el servicio estaba “colapsado” y que hubo que “esperar horas” con camillas situadas “ata en cuádruple fila que facían imposible a atención do persoal”. Sestayo afirma que tanto ella como otros pacientes “estivemos esperando 28 horas por unha cama porque tendo a decisión por parte dos facultativos non as había dispoñibles”. Allí compartían espacio “enfermos de diferentes patoloxías, algúns en estado moi grave e outros chorando polos pasillos”.
Para la concejala de Benestar estas “son as consecuencias de sete anos de paralización da inversión en sanidade na nosa comarca” y recordó que fue con el socialista Emilio Pérez Touriño en la Xunta cuando se incorporó el Hospital Naval al Sergas. “A petición que me fixeron con maior énfase é que se abra dunha vez”, afirmó. Recordó que el Plan Director incluye el traslado de más especialidades a ese centro casi contiguo al Marcide para dejar espacio para Urgencias, además de contratar a más personal. En ese sentido denunció también que no se hayan remodelado todavía las plantas de hospitalización con mayor antigüedad, en las que los pacientes deben compartir la ducha al final del pasillo.
“Estas son as cousas ás que temos que respostar porque a sanidade pública de calidade precisámola todos nalgún momento da nosa vida. Debe ser unha prioridade”, concluyó.

media habitual
Desde el Área Sanitaria reconocen que el paso por Urgencias es una experiencia incómoda para los pacientes y comprenden su frustración, sobre todo en épocas del año con mayor afluencia de enfermos, como el invierno, aunque explican que se sigue un criterio de clasificación que da prioridad a los pacientes más graves. Desmienten con rotundidad que se haya aguardado 28 horas por una cama durante el fin de semana. En la actualidad, afirman, no se superan las 24 desde que el médico decide el ingreso (que, eso sí, puede ser después de llevar ya un tiempo en observación) hasta que se sube a planta.
La media diaria anual es de 180 pacientes atendidos en este servicio y durante el pasado fin de semana se situó por debajo de esa cifra, con 177, afirman desde el Área Sanitaria. Aunque se trataba en este caso de cuadros complejos (como complicaciones respiratorias que se agravaron) que requerían un mayor tiempo de atención por parte del personal.

la gripe, con retraso
Las épocas con más problemas en Urgencias coinciden con el pico de gripe, que este año llega con retraso respecto a otras temporadas debido al buen tiempo. Es entonces cuando se produce una mayor afluencia de enfermos y sí se pueden superar las esperas de 24 horas por una cama, a pesar de que se refuerza el servicio.

Sestayo denuncia el “colapso” de Urgencias durante el fin de semana