Draghi recaba los primeros apoyos para formar un nuevo Gobierno en Italia

Mario Draghi, designado para formar un nuevo Gobierno en Italia, abandona su domicilio en Roma | ANGELO CARCONI (efE)
|

Los partidos con menor representación parlamentaria en Italia apoyaron ayer un Gobierno liderado por el expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi, un paso que continuará hoy y mañana con las consultas para saber si cuenta con una mayoría suficiente para dirigir el país.


El economista, conocido como “salvador del euro” por sus palabras en 2012 que evitaron una crisis sin precedentes en la moneda común, recibió el encargo de intentar aunar consensos para un Ejecutivo estable por parte del jefe del Estado, Sergio Mattarella, tras la crisis desatada por Matteo Renzi, que retiró a su partido, Italia Viva, de la antigua coalición.


Ayer inició las consultas con los grupos más pequeños del parlamento y estos coincidieron en su apoyo. La excomisaria europea Emma Bonino, que lidera el partido +Europa; y el extitular de Desarrollo Económico y antiguo miembro del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) Carlo Calenda, que encabeza Azione, transmitieron su “pleno respaldo sin condiciones” a un gabinete dirigido por Draghi.


Y también Antonio Tasso, en representación del partido de la comunidad italiana en el extranjero MAIE, dijo que la actual crisis política es “inoportuna e irracional” por lo que le dará su apoyo.


Draghi todavía tiene que conversar con los partidos de mayor peso en el parlamento y lo hará a partir de hoy, cuando recibirá al Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y al conservador Forza Italia, pero también al ultranacionalista Hermanos de Italia, que mostró por ahora su rechazo.


El líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, destacó ayer que el exgobernador del Banco de Italia es “una personalidad de alto perfil institucional en torno a la cual se puede intentar congregar a los mejores talentos del país” y animó a todos los partidos a avalarlo por responsabilidad.


También el secretario del Partido Demócrata (PD), Nicola Zingaretti, prometió su apoyo, al igual que Italia Viva de Renzi, que desencadenó esta crisis.


El sábado será el turno de la ultraderechista Liga, de Matteo Salvini, y del Movimiento 5 Estrellas (M5S), que se debaten en qué hacer. “No puedo decir sí o no sin saber lo que Draghi tiene en mente”, dijo Salvini ayer.

Por su parte, el M5S se debate internamente sobre su posición en esta crisis y el exlíder de esta formación, Luigi Di Maio, pidió escuchar a Draghi antes de decidir el voto en la investidura.

Conte se despide


El Cinco Estrellas reiteró en los últimos días que Italia debe tener un gobierno político, y no técnico, y esta fue la postura que el primer ministro saliente, Giuseppe Conte, comunicó en una improvisada y concurrida rueda de prensa a las puertas de Palacio Chigi, sede de la Presidencia del Gobierno.


“Espero un gobierno político que sea sólido y que tenga la suficiente cohesión para que pueda asumir decisiones políticas, porque las urgencias del país requieren acciones políticas, no pueden ser confiadas a técnicos”, dijo Conte ya como exministro. 

Draghi recaba los primeros apoyos para formar un nuevo Gobierno en Italia