Diego Ríos reconoce la justicia de la derrota de su formación en Segovia

Diego Rios
|

 

El Cofersa O Parrulo no pudo conseguir un resultado positivo en su desplazamiento a la cancha del Segovia, ya que perdió por un claro tanteador de 6-1.
El conjunto departamental no hizo un buen partido, como reconoce su entrenador, Diego Ríos, al destacar que “el resultado fue justo, porque con el del Betis fue el peor encuentro que hicimos. Solo estuvimos bien en los primeros minutos”.
El preparador lucense añade que “ellos tenían dos equipos para ir rotando y nosotros estamos muy justos de gente, por lo que también eso nos condicionó a la hora de llegar a la recta final del partido”.
El cuadro departamental no parece tener un mejor panorama para el encuentro que el sábado va a dirimir en el pabellón de Esteiro ante el Real Betis. Cagi, tendrá que pasar por el quirófano para solucionar sus dolencias en la rodilla y Zala sufre una rotura de fibras en los isquiotibiales y aún tendrá que estar un par de semanas apartado de las canchas. Además, Diego Ríos dice que “a Rubén lo vamos a parar y hasta que no le hagan una resonancia y no sepamos la realidad de la lesión, porque solo ha podido entrenar una sesión”.
Por todo ello, el entrenador del conjunto departamental destaca que “tenemos que pensar en los jugadores que nos quedan y con ellos trabajar para preparar el encuentro. Isma con el paso de los días va mejorando, porque sufría un golpe”.
Por eso, el técnico lucense espera que “poco a poco vayamos recuperando futbolistas para intentar mejorar y que podamos imponer un ritmo más alto a los partidos”.
Diego Ríos también señala que “el hecho de cambiar de pabellones para entrenar también nos influye. En Batallones las condiciones eran muy malas y ahora estamos trabajando en Esteiro, que es algo mejor”.
Sin embargo, el técnico comenta que “esperamos conseguir una victoria ante el Betis, porque en la primera vuelta no estuvimos nada acertados y le dimos demasiadas facilidades y espero que eso cambie”.

Diego Ríos reconoce la justicia de la derrota de su formación en Segovia