El gobierno pedirá a la Fiscalía que investigue posibles delitos en la EDAR

Diario de Ferrol-2016-01-05-003-0e1a1746_1
|

El Concello de Ferrol pedirá a la Fiscalía que investigue si hubo algún tipo de delito en la situación de inactividad en la que se encontraba la estación depuradora de aguas residuales de Prioriño. La teniente de alcalde, Beatriz Sestayo, confirmaba ayer que, como se preveía, se acudirá a la vía judicial y se pondrá toda la documentación existente en manos de la Fiscalía. “Ante sospeitas de irregularidades, e unha vez que temos toda a información solvente, non só dos técnicos senón das auditorías externas, a nosa obriga é poñelo no seu coñecemento”, aseguró.
Sestayo evitó dar más detalles sobre qué delitos sospecha el Concello que se pudieron cometer en la fallida puesta en funcionamiento de la EDAR y fió las explicaciones a futuras comparecencias de los responsables municipales de esta área –el edil de Servizos, Bruno Díaz–. 

un informe pendiente
Hasta tres informes externos analizan qué pasó con la estación depuradora. Todavía uno de ellos está inconcluso, por lo que el Concello guarda silencio respecto al contenido de los mismos, aunque las intenciones de llevar el asunto ante la Justicia parece que confirman las tesis municipales respecto a la responsabilidad de la parte privada de Emafesa (Socamex-Urbaser) y de las administraciones que entregaron y recepcionaron una infraestructura que no estaba en condiciones de empezar a funcionar.
El Grupo de Ingeniería del Agua y del Medio Ambiente de la Universidade da Coruña se ha encargado de realizar un estudio de todo el ciclo del agua en la ciudad (desde su captación en As Forcadas y su proceso de potabilización hasta el saneamiento y la depuración en la EDAR) y de dar asesoramiento. Se les ha encargado además un informe respecto a otras alternativas en la estación potabilizadora para evitar episodios como el de la crisis de los trihalometanos que obligó a restringir el consumo durante cuatro días en julio (en aquella ocasión la Fiscalía actuó de oficio al instante y acabó descartando cualquier responsabilidad municipal).
El Concello contrató además con la consultora especializada PW Advisory & Capital Service un análisis de todo el proceso de puesta en marcha de la depuradora para ofrecer datos en profundidad sobre el estado en el que estaba la planta cuando el Ministerio se la entregó a la Xunta, esta al Concello de Ferrol y la institución municipal a Emafesa. También sobre el hecho de que se empezara a cobrar una tasa de depuración a los vecinos cuando no se estaba depurando el caudal que llegaba a Prioriño (se vertía al mar tras un proceso muy primario) ya que la infraestructura no estaba en condiciones de funcionar sin realizar antes obras de reparación y nunca había sido puesta a prueba. 
Precisamente la tercera auditoría pendiente es la que realiza Indra para aclarar cuáles son las causas de los daños en la EDAR y de quién es la responsabilidad de repararlos. En este peritaje están de acuerdo tanto la administración central como autonómica y local y determinará si hay vicios ocultos de construcción (que no pudieran detectarse en una primera evaluación de la misma). En ese caso se derivaría la responsabilidad hacia Acciona, que sería quien tendría que hacerse cargo de las reparaciones.

retrasos
El gobierno local ha anunciado en varias ocasiones que la EDAR estaría lista cuando llegase a Prioriño el mayor volumen de augas negras. Antes tienen que concluir y estar operativas las obras de los interceptores generales, que se han desarrollado durante meses por toda la ciudad (y que siguen en los añadidos del río Inxerto y O Cadaval). 
Los retrasos en las auditorías van parejos a los que se producen en esta infraestructura vital para la regeneración medioambiental de la ría ferrolana. n

El gobierno pedirá a la Fiscalía que investigue posibles delitos en la EDAR