Un proyecto de Endesa reduce un 62% las paradas de la central de As Pontes

De izquierda a derecha, José Manuel Corral, jefe de Operación de la central pontesa; el vicepresidente de EPRI, Thomas Alley, y Enrique Echegoyen, de soporte técnico de Endesa
|

La compañía eléctrica Endesa ha sido galardonada en los prestigiosos premios internacionales Generation Technology Transfer Award 2019, que convoca el Electric Power Researchs Institute (EPRI). Se trata del máximo organismo de certificación eléctrica a escala mundial, que ha premiado la innovación y el desarrollo tecnológico puesto en marcha por Endesa. En concreto se ha destacado el estudio “Case Study Operational Fleixibility of a Fossil Generation Unit” aplicado en la central térmica de As Pontes. Se trata, indican desde la compañía, de un sistema innovador que reduce las paradas de la instalación y facilita la incorporación al sistema eléctrico de las energías renovables.
En concreto esta distinción ha sido otorgada por conseguir una flexibilidad operacional a través de una metodología basada en reducir el mínimo de megawatios a los que la central térmica pontesa puede acoplarse a la red.


Por ejemplo, si el número de estas pardas programadas en el último año ascendió a 40, con este proyecto se estima que se minimizará el número de arranques en una media de 15 al año, lo que supone un 62,5% menos. Esto equivale a un ahorro para la compañía de más de un millón de euros.


Asimismo, a través de esta iniciativa Endesa consigue mayor rapidez de respuesta y fleixibilidad ante la necesidad de facilitar mayor implantación de las energías renovables en el sistema eléctrico.


Las calderas de carbón de la central pontesa, en la que desarrolló el premiado estudio, contaban hasta ahora con un mínimo técnico de 192 megawatios. Gracias a este proyecto se ha logrado llegar a un valor estable y con posibilidad de reducir potencia hasta los 150 MW sin ningún tipo de inversión adicional.

Así, los cuatro grupos de carbón con los que cuenta la central se mantendrían operativos a esa mínima potencia. Este estudio nace de la importancia de facilitar la adaptación de la central a las necesidades del mercado eléctrico actual, cada vez más cambiante por la entrada de las energías renovables, tal y como explican desde Endesa.

El reconocimiento recibido por parte del Electric Power Research Institute supone un importante respaldo al proceso de digitalización de las plantas de generación que está desarrollando el grupo Enel, al que pertenece Endesa, en los países en los que opera.

Un proyecto de Endesa reduce un 62% las paradas de la central de As Pontes