El cambio de Dani Benítez

|

Entre el Dani Benítez de ahora y el Dani González que formó parte del Pontevedra en la temporada 07/08 hay más que casi diez años de diferencia. Otras muchas cosas también son distintas. Empezando por el apellido, ahora el materno desde que la enfermedad diagnosticada en su etapa en el club granate se cobrase la vida de su progenitora unos años después. También por su paso por Primera –en la máxima categoría nacional jugó más de cuarenta partidos– y los dos años que se pasó sancionado por el consumo de sustancias prohibidas. De ahí que, pese a que en el actual Dani Benítez queda algo de aquel Dani González, el cambio es radical.
El jugador insular guarda buenos recuerdos –y alguna que otra amistad– de su primera vivencia fuera de Mallorca, en la que ayudó a que el Pontevedra, que dirigía Xavi Gracia, terminase la liga regular en la segunda plaza, aunque después en la fase de ascenso a la categoría de plata el Ceuta lo eliminó. Además, el nivel que dio allí le hizo fichar la campaña siguiente por el Elche, paso previo a su incorporación al Granada, donde llegó a su máximo nivel y se convertió en un jugador de referencia entre la elite.
Casi una década después, con experiencias como los dos años que estuvo sancionado, Dani Benítez reconoce que “he madurado muchísimo tanto dentro como fuera del campo. Y es que el paso del tiempo y la acumulación de partidos, sobre todo a un determinado nivel, se notan”. Por eso, lo que antes era jugar sin más ha cambiado en que “ahora, desde el primer minuto de juego, vas viendo cómo se desarrolla el encuentro, estás más pendiente de lo que requiere cada fase de los enfrentamientos que disputes”.
De cara al duelo que mañana enfrenta a Racing y Pontevedra, a pesar de que no tiene la importancia clasificatoria que se esperaba del choque entre dos equipos que iniciaron la temporada con la idea de estar en la zona alta –“es una pena no poder estar ahí arriba, peleando con ellos”, reconoce–, el exterior insular vaticiana que va ser un gran partido. Y, aunque a su juicio el cuadro granate tiene menos presión, para el bando racinguista recuerda que “no podemos perder más puntos en casa. Así que tenemos que estar serios, salir a por todas e ir a ganar el encuentro”.

El cambio de Dani Benítez