Los bomberos pedirán una nueva inspección de Trabajo si no se subsanan todas las deficiencias del parque

obras deficiencias parque bomberos
|

Los bomberos del parque de A Gándara continúan a la espera de que se subsane la totalidad de las deficiencias existentes en las instalaciones. Hace ya seis meses que la Inspección Provincial de Trabajo emitió un informe en el que se requería al Concello la ejecución de una serie de obras –resumidas en quince puntos– debido a la “gravedad de alguno de los riesgos detectados”. Transcurrido ese tiempo, una parte de las incidencias continúan sin atenderse, por lo que los bomberos ya anunciaron que de no resolverse en un plazo de un mes requerirán otra inspección de Trabajo en las instalaciones.
A falta de atender la totalidad de las peticiones formuladas en su día, desde el Cuerpo aseguran que algunos de los trabajos realizados tan solo se ejecutaron parcialmente, a modo de “parches”. En el interior de las instalaciones todavía no se instalaron los armarios en los que guardar la ropa de los bomberos; no se dotó el acopio de aceites, gasoil y gasolina con  bandejas de recogida de derrames, ni se señalizaron, como tampoco se almacenaron ni se entregaron las fichas técnicas para almacenar productos químicos existentes en el centro, tal y como se requirió desde Trabajo. Se reparó la cubierta, aunque todavía existen algunas goteras, según aseguran desde el colectivo, y también se revisó la instalación eléctrica –el cuadro del sótano, sobre el que se realizó mención especial en el documento– pero los trabajos ejecutados no implican necesariamente la inexistencia de riesgos, según aseguraron. 
El concejal de Servicios, Borja Carro, afirma que dispone de un listado en el que se documentan “problemas de mantenimiento y otras necesidades” del parque de bomberos. Entre ellas el edil citó la falta de armarios para guardar la ropa, la mejora de la caldera y la instalación de equipos extractores de humo en el garaje. Además, se contemplan obras de iluminación y pintado  en el edificio que se están valorando. 
A partir de ahí, según explicó Carro, se procederá a acometer las obras necesarias con cargo a una partida de remanentes de 200.000 euros que el Concello destinará al parque de bomberos y al cuartel de la Policía local. La mayor parte de ese dinero se reservará, por las necesidades existentes, al parque de bomberos A Gándara, según avanzó el edil de Servicios.  

Los bomberos pedirán una nueva inspección de Trabajo si no se subsanan todas las deficiencias del parque