Feijóo reivindica su dedicación a Galicia al frente de uno de los más “eficaces” gobiernos de España

|

El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tampoco verbalizó ayer si repetirá como candidato, como dan por hecho en su partido, pero sí aprovechó la sesión de control para reivindicar sus siete años como presidente de uno de los gobiernos “más eficaces” de España y subrayar su dedicación a Galicia, “muy importante” para él, antes de concluir que habrá que ver lo que deciden los gallegos “en el futuro”.

“Para mí Galicia es muy importante; le llevo dedicando mucha parte de mi vida. Veremos los gallegos lo que deciden en el futuro”, reivindicó el jefe del Ejecutivo, a falta de pocos días para la Junta Directiva en la que el PPdeG convocará su congreso autonómico y en la que los dirigentes populares gallegos esperan que el presidente anuncie su decisión.

Algunos de los presentes en el hemiciclo interpretaron esta frase de Feijóo como la admisión implícita o una insinuación de que está dispuesto a someterse de nuevo en las urnas a lo que digan los gallegos. Sin embargo, fuentes del entorno del presidente rechazaron esta interpretación y minimizaron la relevancia de sus palabras.

Las mismas fuentes enmarcaron esta frase en una reflexión “genérica” del presidente, que se habría limitado a remarcar, como ya ha hecho en anteriores ocasiones, la importancia que Galicia tiene para él y que el futuro está pendiente de determinar.

En todo caso, si dentro de su partido, también en Madrid, confían en su continuidad, la oposición parlamentaria en Galicia da por hecho que se queda porque le han “cerrado las puertas” en la política nacional. “Volvió a la casilla de salida, los suyos le cerraron las puertas; una cuestión de imagen”, afeó el portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu.

la incerteza, menor

En un debate con marcado carácter preelectoral, Méndez Romeu también ironizó con el “poco éxito” de Feijóo al intentar “venderse como un eficaz directivo” para la empresa privada y concluyó que volverá a presentarse en Galicia “resignadamente, una vez más, por falta de alternativas”.

“La incerteza cada vez es menor, como ya apuntó el señor Méndez Romeu”, agregó el portavoz del BNG en la Cámara, Francisco Jorquera, quien lamentó la “falta de proyecto” de Feijóo y su “dimisión” como titular de “un gobierno autónomo” al supeditarse a “un gobierno amigo” para “hacer méritos para Madrid”. “Con escaso éxito por lo visto”, apostilló.

Igualmente, Antón Sánchez (AGE) concluyó que si Feijóo se queda “será porque no tiene otra opción” y, tras incidir en que no solo no es “un líder carismático”, sino que ha demostrado que “tampoco es un gestor eficaz”, le echó en cara sus “fiascos” como presidente de Galicia citando, entre otros, el concurso eólico y la fusión de las cajas de ahorro.

más feliz que de costumbre

Tras bromear con el “poco éxito” de Feijóo al intentar “hacerse un hueco” en las tertulias y en los platós madrileños, Méndez Romeu acusó al presidente gallego de utilizar a Galicia como “peana de su autopromoción” y repasó su “lista de fracasos”, entre los que situó los planes eólico y de acuicultura, varias leyes y la sentencia contra la prórroga de las concesiones del transporte de viajeros.

“Sólo su propaganda fue constante, absoluta y omnipresente”, ha espetado el dirigente socialista. “No hay dinero para vacunas o dependientes, pero sí para gastar en incienso mediático”, esgrimió, antes de acusarle de “expulsar a la juventud y cronificar el paro”, al tiempo que genera “más deuda”, y de ser “cruel” con quienes más necesitan la ayuda de la Administración.

“Todas sus promesas resultaron fallidas. ¿Hay algo aún que sea fiable en usted, señor Feijóo?”, retó Méndez Romeu, a quien el presidente respondió en tono irónico. “Le veo más feliz que de costumbre, especialmente satisfecho; imagino que será por su intervención, no me malinterprete”, le espetó Feijóo, en velada referencia a la posibilidad de que el socialista aspire a ser candidato del PSdeG tras el paso atrás de José Ramón Gómez Besteiro.

Feijóo reivindica su dedicación a Galicia al frente de uno de los más “eficaces” gobiernos de España