El título, a ochenta minutos

El Rugby Ferrol derrotó en semifinales, con más facilidad de la esperada, al Keltia Ourense | D. Alexandre
|

Por tercera temporada consecutiva, el Rugby Ferrol luchará por hacerse con el título de liga. Un entorchado que los ferrolanos ya alcanzaron el pasado ejercicio y que mañana tratarán de revalidar en la gran final del torneo autonómico que los medirá a las cuatro de la tarde en Vilagarcía frente a Os Ingleses.
Ochenta minutos separan a los pupilos de Rusty de alcanzar el primer gran objetivo de la temporada. Ochenta minutos y un adversario poderoso que acabó primero la liga regular y que solo cedió una derrota en todo el campeonato. Precisamente, fue el Rugby Ferrol el que le endosó ese traspié anticipando las líneas que tiene que seguir para alzarse con la victoria en esta gran final.


Y es que Os Ingleses es una escuadra muy dura y fuerte físicamente, plagada de jugadores experimentados y que, como local, siempre da el máximo, más en un partido de la importancia del de mañana. Os Ingleses, que se han mostrado intratables toda la campaña, basan su potencial en el poderío físico y técnico de su delantera, que domina las fases estáticas del juego. Precisamente por ello, buena parte de las opciones del Rugby Ferrol pasan, precisamente, por intentar hacerse con la posesión del oval e imprimir un ritmo de juego rápido y dinámico que impida esas acciones en las que adversario puede sacar ventaja.

A pesar de esa superioridad de la delantera de Os Ingleses, el Rugby Ferrol es, en líneas generales, un equipo mucho más equilibrado que confía en que la solvencia de su juego acabe por darle la victoria como ya sucedió en las semifinales contra el Keltia Ourense. Frente a los ourensanos se esperaba un emparejamiento mucho más igualado que al final se decantó con holgura a favor de los ferrolanos. Esa circunstancia ha renovado la confianza en el trabajo que está haciendo la plantilla del Rugby Ferrol, que llega a la contienda en un buen momento anímico. También físico, aunque cuenta con la baja de Álex Galdo y las dudas de Gago y, sobre todo, Callum McKenzie, que sufrió un golpe en una rodilla ante el Keltia que ha derivado en una tendinitis. El neozelandés probará su estado la misma mañana del partido para decidir si entra en juego o no.
Además del entorchado, en juego está también la clasificación directa para la fase de ascenso, el gran objetivo de los ferrolanos esta campaña. En los últimos años se le asignó una segunda plaza a la Federación Gallega, pero esta todavía está por confirmar, de ahí que el título sea, a día de hoy, la única garantía viable. l

El título, a ochenta minutos