Préstamos rápidos y sin papeleos, la solución económica más eficaz

préstamos
|

Hasta la fecha, solicitar préstamos o créditos siempre ha sido un proceso bastante largo y tedioso. Las grandes entidades bancarias han visto la necesidad de blindar sus requisitos tras una recesión y una crisis económica que han sacudido a toda la sociedad de una forma, en ocasiones, bastante cruel. Debido a esto, hacer la solicitud de cualquiera de estos productos financieros ha llegado a convertirse en toda una odisea.

Reunir documentación, concertar citas para informarse, reunir más documentos para terminar, realizar otra reunión para comprobar que todo está en orden, cumplir una serie de requisitos adicionales, llamar para preguntar información, etc, etc. Visto así, pedir una inyección económica, por pequeña que sea, suena como algo poco agradable. Sin embargo la actualidad es bien distinta, y es que, como alternativa a estas tendencias más tradicionales, han surgido otras mucho más modernas que abogan por la sencillez y las facilidades.

Numerosas entidades han optado por erradicar por completo toda esa burocracia que no hace más que enrevesar y prolongar los plazos para hacer una solicitud. Gracias a esta decisión ha aparecido la figura de los préstamos rápidos, que son aquellos que se tramitan y se conceden en un periodo de 24 horas. El usuario solo ha de contactar con la financiera, vía telefónica o a través de internet, indicar el importe que necesita y el plazo para realizar la devolución y en cuestión de segundos tiene respuesta. Si se le concede el crédito, puede tenerlo en cuestión de horas, pero nunca en un plazo superior a un día.

Esta es la figura básica de los créditos modernos, pero dentro de ella hay numerosas variantes que poseen una en cuestión que brilla por llevar las facilidades al extremo: prestamos rapidos sin papeleos. Estos son ya el culmen de la sencillez, puesto que no hacen falta avales ni ninguna documentación que certifique tu solvencia económica, solo has de hacer la solicitud con tus datos personales y esperar la respuesta por parte de la entidad.

Con estos créditos rápidos sin papeles se terminan de erradicar las barreras tradicionales. No hace falta presentar nada que garantice tu capacidad para pagar, ni siquiera justificar el motivo por el que necesitas el dinero. Son tan rápidos y fáciles que puedes tener el dinero ingresado en cuenta en cuestión de horas, ¡sin hacer nada más que pedirlo!

Este tipo de producto económico se postula como la elección perfecta para los gastos imprevistos y urgentes. Una avería de un coche, la rotura de alguna instalación en casa, un cambio en el sistema de calefacción... Cualquier necesidad económica imposible de predecir puede solucionarse rápidamente con los préstamos sin papeles.

Cabe decir que también hay excepciones. Por ejemplo, si el solicitante figura en algún listado de morosidad, debe aportar algún documento adicional, esta vez sí, que en cierto modo garantice que puede saldar la deuda contraída con la financiera. Sin embargo, las complicaciones vuelven a ser casi nulas, y es que haciendo una breve comparativa con cualquier producto tradicional, las diferencias son más que evidentes.

¿Cómo solicito un préstamo rápido sin papeleos con ASNEF?

En primer lugar hay que aclarar que es posible solicitarlos, de nuevo entidades como Credy garantizan el otorgarlos siempre y cuando se cumpla con algún requisito más. Si tu nombre aparece en las listas de ASNEF, lo que necesitas aportar al solicitar un préstamo rápido sin papeles es algún justificante de tu capacidad para devolver el dinero.

No es necesaria siquiera una nómina, aunque sí ideal para agilizar el trámite. Cualquier papel que asegure que cuentas con una fuente de ingresos constante es suficiente para que la entidad siga adelante con el proceso y acepte tu solicitud. No te preocupes por las complicaciones adicionales porque no van más allá de esto.

Por todo lo demás, la sencillez y las facilidades siguen siendo las premisas principales de estos créditos sin papeleos. Entras a un portal web, indicas cuanto quieres y en qué plazo vas a devolverlo y te limitas a esperar al ingreso. Aunque, evidentemente, hay un importante grado de responsabilidad aquí, y es que debes tener la seguridad de saber que podrás devolver el importe sin complicaciones en el plazo designado.

Aún así, algunas financieras denotan gran flexibilidad en este apartado. En caso de no poder hacer los pertinentes pagos, se pueden conceder prórrogas para poder terminar sin mayores problemas. Evidentemente, no hay que excederse, pero al menos es una facilidad adicional que vuelve a reforzar la idea de estos préstamos como una respuesta hecha a medida de los clientes actuales.

No te preocupes por las inminentes navidades y todos los gastos que suponen, tienes compañías dispuestas a hacerte de colchón para que salgas airoso de estas fechas y sin complicaciones.

Préstamos rápidos y sin papeleos, la solución económica más eficaz