O Pote de Maniños cumple años sin perder de vista el origen de la romería

Fiesta en O Pote
|

Entre las celebraciones más veteranas, si no la más, de la comarca la Romería do Pote de Maniños ocupa un lugar destacado. Ayer cumplió 81 ediciones y lo hizo con el espíritu de recuperar lo que fue la fiesta en sus comienzos, dando un especial protagonismo a las cabañas y meriendas –que superaron en número a las de años anteriores– y repartiendo premios para las mejores.
Pero este afán de volver a los orígenes no significa que no haya cabida para actividades que satisfacen los gustos más actuales. El ferrolano Pepo Suevos fue protagonista ayer en O Pote por partida doble, porque fue el encargado del pregón y porque ofreció también uno de sus hilarantes monólogos a modo de intermedio entre las actuaciones musicales de Donas e Galáns y Milladoiro, dos de los platos fuertes de la romería de este año.
Por la mañana, O Pote vivió su cara más tradicional, con un recorrido por la parroquia fenesa del grupo “Tanto nos ten” –que interpretan lo que denominan música tradicional furtiva– y de la banda de gaitas Ría de Ares. Los más pequeños tuvieron a su disposición diferentes juegos por la mañana y, después de la comida y la sesión vermú, una fiesta infantil.
La orquesta más en boga del momento, Combo Dominicano, puso el punto final a una celebración que registró una extraordinaria afluencia de público durante todo el día y que tuvo también su cara solidaria. Entre las 21.00 y las 22.00 horas el grupo se fotografió con todos aquellos que aportaron alimentos para donar a la Cocina Económica.

O Pote de Maniños cumple años sin perder de vista el origen de la romería