Ferrol, una ciudad soleada, nada fría y lluviosa frente a las demás urbes gallegas

Incendio calle Magdalena
|

Cuando el verano se hace esperar y el paraguas prolonga su vida útil en pleno mes de junio, cabe recordar que en una ciudad como Ferrol esto no es nada raro, ya que el pasado año la cantidad de agua recogida por lluvia en la ciudad naval fue muy superior a la de Vigo, Lugo y Ourense, por este orden.
Así se extrae del análisis de las principales variables meteorológicas del año pasado, realizado por los alumnos del grupo de meteorología del club de Ciencia del IES Ferrol Vello –Darío Ibargüen, Eloy Rey y Rubén Filgueira, con el profesor de Física Jorge Gutiérrez– que, entre otros trabajos elaborados, han dado cuenta de la comparativa de 2017 en las grandes ciudades gallegas.
Los datos de los siete observatorios de las urbes de Galicia dejan de manifiesto que Ferrol es una ciudad “soleada, nada fría y lluviosa” comparada con las otras grandes ciudades.
Así las cosas, el análisis de las temperaturas arrojó como resultado que, como no podía ser de otro modo, Ourense alcanzó las más altas temperaturas, con una máxima absoluta de 39,7 grados centígrados el pasado año. En la ciudad de las Burgas hubo hasta 83 días con una máxima que superó los 30º.
En Ferrol la máxima alcanzada fue de 37,1 grados y solo hubo ocho días con una temperatura que hizo saltar el termómetro por encima de los treinta.
El sol, aunque no haya calentado lo suficiente, sí brilló mucho en 2017. De hecho, como indican desde el IES Ferrol Vello, solo Vigo está por encima de la ciudad naval, con 2,600 horas de sol frente a las nada despreciables 2.500 de Ferrol. Por su parte, Santiago, Pontevedra u Ourense se quedaron con algo más 2.300.

Frío
En el lado opuesto de la balanza está el frío registrado en 2017. Lugo está a la cabeza de las bajas temperaturas y allí se registró una mínima de -7,3 grados y heladas durante nada menos que 42 días. Le sigue Ourense, con una mínima absoluta de -4,3 grados. Mucho más cálido Ferrol, donde solo se alcanzó un día 0º en 2017.
Tampoco se puede decir de Ferrol que sea una villa ventosa, ya que la superan por bastante A Coruña, con una velocidad media de 12,7 kilómetros por hora –registró la mayor racha de viento, 113km/– y Vigo, con una media de 11,9, aunque vivió rachas de hasta 107 kilómetros por hora.
Ya por debajo de estas dos y de Ferrol, la tercera con mayores rachas, y con menos de 10 kilómetros por hora están Pontevedra y Ourense.
Las precipitaciones suelen ser la mayor preocupación de los  ciudadanos en cuanto al tiempo, bien por falta o por exceso de lluvia. En este sentido, la precipitación máxima de las siete ciudades se recogió en Santiago, con 1.157 mm de agua recogida y también en Pontevedra superaron el metro de lluvia contabilizada.
La menor cantidad figura en Bens, con 623 mm y en Ferrol subió hasta 983 mm recogidos, por lo que se sitúa por encima de Vigo, Lugo y Ourense.
Aunque mayo no se caracterizó por sus lluvias este año y junio parece que superará al pasado, habrá que esperar la media anual para saber si los datos de 2017 se repiten.

Ferrol, una ciudad soleada, nada fría y lluviosa frente a las demás urbes gallegas