La Xunta ultima la reforma de la potabilizadora de Pontedeume

La declaración de emergencia por el estado de las aguas del Eume se realizó el pasado 13 de octubre | jorge meis
|

La emergencia medioambiental desatada por el episodio de turbiedad de las aguas del río Eume, si bien lejos de terminar, alcanzará la semana que viene un nuevo hito de cara a su solución con la finalización de la reforma de la estación potabilizadora de Pontedeume. Tal y como trasladó ayer la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, en la sesión parlamentaria de ayer, la infraestructura quedará terminada este jueves con la instalación de una cámara de mezclado, entrando en funcionamiento pocos días después.

En una tensa ronda de intervenciones, Vázquez defendió la decisión del Gobierno autonómico de centrar buena parte de sus esfuerzos –y de la dotación económica para solventar la crisis– en la estación de tratamiento de aguas, al ser “a medida máis eficiente, rápida e eficaz para restablecer os parámetros da auga”. Del mismo modo, la titular de Infraestructuras aseveró que la Xunta actuó “con inmediatez, responsabilidade e contundencia”, criticando el “alarmismo” de la oposición, el cual, apuntó “non parece nada xustificado”.

Tensa sesión
Como ya se adelantó, la sesión parlamentaria en la que compareció la conselleira resultó especialmente tensa, con acusaciones de “cinismo” por parte del grupo socialista y de “impunidad” de la empresa gestora del embalse de A Capela, Endesa, por el BNG.

Al margen de polémicas, los nacionalistas reclamaron un un plan integral de regeneración del río que comience con una auditoría en el que participen todos los agentes implicados, incluida la eléctrica. Tras esto, apuntó el BNG, se realizaría el proyecto de regeneración en sí, el cual se podría ver complementado con una iniciativa de economía verde y circular que sirviese para la “dinamización destes territorios e do Parque Naural das Fragas”.

Desde el PSdeG, por otro lado, se criticó duramente la actuación de la Xunta, asegurando que la barrera contaminante instalada en un momento era “moi vistosa ante a prensa, pero ineficaz”, y afeando que fuese Ethel Vázquez y no la titular de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, la que compareciese ante la cámara. Por último, el grupo socialista se hizo eco de las diferentes denuncias presentadas por diversos colectivos ecologistas durante años.

La Xunta ultima la reforma de la potabilizadora de Pontedeume