Las familias destinan casi el 30% de su renta a comprar una vivienda

|

Las familias españolas destinaron el 27,8% de sus ingresos brutos anuales disponibles a comprar una vivienda en el tercer trimestre de 2012 (teniendo en cuenta las deducciones fiscales), más de catorce puntos menos que en los máximos de 2008, cuando los hogares dedicaban el 42% de su renta.

De acuerdo con los últimos datos difundidos por el Banco de España, las familias que compraron una vivienda en el tercer trimestre del año dedicaron los ingresos brutos de 5,9 años para pagar una vivienda tipo de unos 90 metros cuadrados.

La cantidad es más de 14 puntos inferior a la de 2008, cuando comenzó la crisis

Entre los factores que han influido en este cambio de tendencia destaca el abaratamiento de la vivienda, que entre julio y septiembre agudizó su caída al descender un 15,2%, el mayor retroceso de la serie histórica de esta estadística, que comenzó a elaborar en 2007 el Instituto Nacional de Estadística (INE).

También ha sido determinante en este cambio de rumbo el stock inmobiliario, que en su conjunto supera los 3 millones de activos, así como el saneamiento puesto en marcha por las entidades financieras para reducir su exposición al ladrillo o las agresivas ofertas inmobiliarias lanzadas ante la debilidad de la demanda y la incertidumbre económica. Desde los niveles previos a la crisis, en pleno boom del sector inmobiliario, el porcentaje de la renta anual que las familias dedicaron a la compra de su vivienda se reducido casi a la mitad, según el Banco de España.

También ha caído considerablemente el tiempo que emplean los hogares en pagar una casa. Desde hace doce años, las familias no empleaban menos de 5,9 años.

Los inmuebles se abarataron más de un 15% entre julio y septiembre de 2012

De hecho, en plena expansión del sector inmobiliario y de fluidez crediticia, para poder comprar una vivienda las familias empleaban las rentas de más de 7,5 años, lo que representa un descenso de más de 1,5 años con respecto a los valores actuales, o lo que es lo mismo, un 20% menos de tiempo. Todo ello con las deducciones fiscales por compra de vivienda, que han dejado de aplicarse este año, al igual que el IVA superreducido para este tipo de adquisiciones.

Por otro lado, el euríbor a doce meses, el indicador más utilizado para calcular las hipotecas, cerrará este mes con una tasa media mensual del entorno del 0,567%, con lo que registraría la primera subida desde hace quince meses, desde octubre de 2011. El euríbor comenzó una senda descendente en noviembre de 2011, cuando cayó al 2,044%, desde el 2,110% que marcó en el mes precedente.

Las familias destinan casi el 30% de su renta a comprar una vivienda