La lluvia condiciona un inicio desigual del periodo de rebajas

\rebajas odeon
|

Una vez más la meteorología “aguó la fiesta” a los comerciantes de Ferrol que, a pesar de abrir en la festividad de San Xiao, no consiguieron atrae a muchos clientes. El reparto fue desigual entre los establecimientos del centro y las superficies comerciales de A Gándara y O Boial.
En el Dolce Vita Odeón los clientes llegaron a colapsar el aparcamiento subterráneo y las calles aledañas. El primer día de rebajas cumplió sobradamente las expectativas y, especialmente en los comercios de ropa y complementos, tanto la afluencia como el gasto por persona fue ligeramente superior a las rebajas del 2015.
En los centros comerciales, donde hay mayor concentración de tiendas low cost, el gasto en este primer día superó los 65 euros. Mientras, en el centro de Ferrol, dónde existen mas tiendas tipo boutique, la cifra ascendió a los 80 euros, aunque en este caso las ventas fueron muy inferiores a otros años.

adelanto
El impacto en este primer día de rebajas también se ha visto reducido por el adelanto de fechas que hacen muchos establecimientos. Este año han sido más los comercios que han decidido adelantar sus descuentos, en especial en el subsector textil, calzado y complementos, que fruto de la suave climatología de este otoño-invierno acumulan mayor stock de producto que en temporadas anteriores. 
En los últimos años, desde que se liberalizaran en 2012 los periodos de rebajas, se ha asistido a una progresiva dilución del impacto y duración que las campañas tienen sobre las ventas. En esta ocasión se estima que apenas dure entre 10 y 15 días, similar al efecto que tuvo en 2015.
Los estudios de las asociaciones de comerciantes recuerdan que las rebajas de invierno representan el 25% de las ventas de todo el año, siendo más importantes que las de verano porque se venden prendas de mayor valor, como por ejemplo, abrigos, piel, entre otros artículos.

La lluvia condiciona un inicio desigual del periodo de rebajas