El mal tiempo impide a los buzos bajar al pecio y suspende la búsqueda por tierra

GRA168. VIGO (PONTEVEDRA), 04/04/2014.- La embarcaci�n de Salvamento Mar�timo Salvamar Mirach llega con los buzos al puerto de Vigo, tras suspenderse el dispositivo de rastreo del pecio del "Mar de Mar�n" debido a las condiciones meteorol�gicas ad
|

Los buceadores de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil descartaron realizar ayer una segunda inmersión al pecio del “Mar de Marín” por las condiciones meteorológicas adversas, que provocaron también la suspensión de la búsqueda de los dos marineros desaparecidos en superficie y por aire.

Fuentes de Salvamento detallaron a Efe que la embarcación Sar Gavia no llegó a salir en todo el día del puerto de Vigo, donde está atracada desde el jueves por la tarde tras realizar los buceadores la primera inspección del pecio, en la que comprobaron la escasa visibilidad y el amasijo de aparejos y de cabos que lo rodea.

Por contra, la embarcación “Don Inda” se dirigió por la mañana a la zona de inmersión, para luego ir a buscar refugio al fondeadero de las islas Cíes.

Allí permanecía a última hora de ayer a la espera de que mejoren las condiciones meteorológicas, para ver si el robot que lleva a bordo puede realizar alguna maniobra de inspección en la zona donde se encuentra el pecio, a unos 57 metros de profundidad, precisaron las fuentes de Salvamento.

La mala visibilidad, también en superficie, fue la causante de la retirada progresiva de los medios marítimos y aéreos, queayer rastrearon entre las islas Cíes y la playa de A Lanzada.

Por su parte, la torre de control de tráfico del puerto de Vigo avisó varias veces al puente de mando del pesquero “Mar de Marín” de que iba en un “rumbo peligroso” antes de colisionar contra el “Baltic Breeze”.

maniobras

Así lo confirmó Joaquín Maceiras, director de operaciones de Salvamento Marítimo, quien en una entrevista en la Radio Galega corroboró también que las dos embarcaciones intentaron, sin éxito, evitar la colisión.

Maceiras remitió a la comisión de investigación de accidentes para saber “qué pudo pasar” con las maniobras que “en la agonía del último momento” hicieron el pesquero y el buque de transporte de vehículos para no chocar.

Al respecto, conjeturó con que “pudo haber circunstancias” que hicieran que quienes estaban en los puentes de mando de las dos embarcaciones, “sobre todo del pesquero, actuaran así. Algún motivo tendrían”, zanjó.

El director de operaciones de Salvamento subrayó que eso es precisamente “lo que hay que investigar a fondo” y abogó por ser “muy cuidadosos” a la hora de hablar de las causas de un naufragio con víctimas mortales.

Abundó en que en este tipo de catástrofes “siempre hay una concatenación de circunstancias desgraciadas, que muchas veces parece incomprensible que se puedan dar”, ya sean fallos mecánicos imposibles de prever o reacciones humanas “en momentos agónicos”.

Maceiras señaló que la única zona donde podrían estar los dos marineros desaparecidos es en el puente de mando, en base el relato de los supervivientes del naufragio.

Algo que, por otra parte, cree “poco probable”, mientras que ha descartado que hayan quedado atrapados en otros compartimentos de la nave.   

Hasta ahora, las primeras inspecciones realizadas con el robot ROV han servido para constatar que el “Mar de Marín” está posado en el fondo a unos 57 metros de profundidad y rodeado de de cabos y aparejos. La escasa visibilidad, la mar de fondo y las corrientes han impedido hasta ahora que los buzos pudieran inspeccionar su interior. n

El mal tiempo impide a los buzos bajar al pecio y suspende la búsqueda por tierra