Los robos con fuerza y violencia se multiplican por cuatro en dos meses

28 enero 2016 A Coruña.- El 091 cerca en el tejado de un colegio al ladrón de un chalé de Ciudad Jardín El detenido trepó el muro apoyádonse en el registro eléctrico
|

Las primeras semanas de 2016 han sido agitadas para la Policía Nacional, que ha incrementado el número de detenidos por robos, tanto con fuerza (a los objetos) como con violencia (a las personas). A estas alturas del año, en 2015 apenas había tenido lugar alguna intervención policial por este motivo, pero 2016 se ha iniciado con hasta cuatro veces más casos de robos con destrozos en locales y vehículos, así como atracos en la calle, ningún de gran cuantía. 

En el lado positivo, la mayor parte de estos robos con fuerza no tuvo lugar en domicilios, sino que fueron contra tiendas, bares o cualquier establecimiento comercial. La actuación que se saldó con más detenidos tuvo lugar el día 1 de este mes, en Palavea, cuando una banda formada por tres hombres quiso asaltar un restaurante del barrio. 

Los sujetos iban bien equipados, con pasamontañas, guantes y  herramientas, con las que consiguieron forzar la verja antes de que la Policía, alertada por una llamada de un testigo de lo que estaba ocurriendo, interviniera y los detuviera a todos, sin darles tiempo a entrar en el local. Pero no todos los robos son tan planificados. Fuentes policiales señalan que la improvisación manda en algunos casos, cuando basta una piedra para romper un escaparate y echar mano a la registradora. 

cerco en ciudad jardín

Pero sin duda, el caso más espectacular sucedió a finales de enero, cuando la Policía cercó una manzana entera en Ciudad Jardín para detener a un camerunés que había trepado por el muro de una casa y se había llevado un cofrecillo con joyas y bisutería. Al final, fue necesaria una autoescalera de los bomberos para bajar al sujeto del tejado de la Compañía de María, donde había sido acorralado por las fuerzas de seguridad. Este caso es especial, además, por ser uno de los primeros robos con fuerza en domicilio en 2016, y porque el ladrón no se ajusta al perfil habitual en este clase de delincuentes, en los que predominan sujetos de Europa del Este. 

Pero no es el único caso atípico que la Policía Nacional registró en las últimas semanas: una mujer fue detenida después que tratará de robar a otra mujer el bolso mediante el método del tirón en la calle Barcelona. Es una práctica asociada normalmente a los hombres, que actúan muchas veces desde una motocicleta u otro vehículo en marcha. La sospechosa, en cambio, no adoptó esa precaución y fue interceptada por los testigos.

Todavía es pronto para determinar hasta qué punto es real este incremento de los robos con fuerza y/o violencia, puesto que  las estadísticas del Ministerio de Interior son trimestrales, y no se conocerán hasta finales de abril, con suerte. Pero lo cierto es que los datos del año pasado muestran una tendencia al aumento en hurtos, robos de coches y otros delitos, siendo la segunda ciudad gallega donde más aumentó la criminalidad.

Los robos con fuerza y violencia se multiplican por cuatro en dos meses