Manuel Bañobre presenta su obra de aves talladas a mano en madera

La exposición cuenta con 60 piezas de madera policromada
|

Manuel Bañobre, natural de Ferreira, inauguró ayer en San Sadurniño su colección de aves talladas por él mismo en madera.
A sus 85 años, ha elaborado hasta hasta 60 piezas de diferentes tipos de madera policromada que representan pájaros posados en ramas o que surgen de elementos de la fauna.
En la exposición se pueden observar halcones, lechuzas, petirrojos y buhos, entre otros.
Bañobre es conocido en la zona por haber tenido durante varias décadas una zapatería en el lugar de Cobos, en Anca. Este hombre siempre tuvo aspiraciones relacionadas con la escultura en madera y tras jubilarse comenzó a aprender la técnica.
Su hacer, curiosamente, resulta similar al del valdoviñés Leopoldo Bermúdez, que expuso en este mismo local hace algunos meses y en cuya colección abundan también las aves. Ambos han desarrolado una técnica similar que se aleja de lo académico, pues ellos aprendieron de manera autodidacta y siguiendo, tal vez sin querer, la tradición.
Su obra se podría incluir dentro del naturalismo e incluso se podría calificar como naïf por su aparente sencillez y claridad en las formas. A pesar de esta simplicidad, las obras de ambos autores esconden una minuciosa elaboración durante la cual se ha cuidado cada pequeño detalle. Este es probablemente uno de los estilos predominantes en la escultura gallega que representa la naturaleza y que se basa en formas francas e ingenuas a través de las cuales se transmite firmeza y, a veces, misterio.

Manuel Bañobre presenta su obra de aves talladas a mano en madera