La oposición carga contra el gobierno en el pleno pero apoya la aprobación de todos los puntos

El pleno del mes de agosto no incluyó mociones ni intervenciones del público| jorge meis
|

Con un orden del día mucho más “ligero” que los habituales y en una sola sesión se celebró ayer el pleno del mes de agosto, que concluyó con la aprobación de todos los puntos del orden del día, algunos de ellos por unanimidad y casi ninguno con votos en contra.
La aprobación de facturas a través del procedimiento de reconocimiento extrajudicial volvió a estar presente como cada mes y suscitó las críticas de la oposición, que acusan al ejecutivo de no formalizar contratos básicos para la ciudad como el de parques y jardines o la oficina de rehabilitación, sobre los que ayer se aprobaron facturas por valor de 130.207 euros.
Aunque en esta ocasión no se llevaron pagos a Urbaser, se recordó la situación del servicio de limpieza y recogida de basura, que está a la espera de solventar la renuncia del contrato iniciado en el mandato popular. A este respecto, el alcalde, Jorge Suárez, indicó que se llevará al próximo pleno ordinario la renuncia.
Pero si algo enervó el pleno de ayer fueron las cuestiones relativas a la participación ciudadana. La oposición criticó abiertamente la falta de oportunidad de los ediles de hacer aportaciones a los diversos proyectos –la plaza de Armas volvió a salir a colación– así como a ordenanzas como la de subvenciones generales, que no se debatió en el pleno tras haberse retirado del orden del día en la comisión pertinente.

Subvenciones
Las convocatorias de bases reguladoras pata las actividades de entidades vecinales y de dinamización del comercio y mercados sí salieron adelante con el apoyo de los grupos de la oposición, que aprovecharon para denunciar que no se convoquen comisiones de esta área de Participación  –desde hace cinco meses pese a ser oficialmente quincenal– y que no se permite la presentación de aportaciones de los grupos en comisión.
Se acusó explícitamente al edil de esta área, Álvaro Montes, de declararse contrario al reglamento de Participación del Concello, y se le animó a cambiarlo si considera que no es  operativo.
Las críticas a la falta de participación se hicieron más evidentes cuando un ciudadano, Manuel Cebral, pidió la palabra en el punto ocho y se le negó por parte del alcalde, alegando que en agosto no procedían intervenciones, igual que no se presentaban  mociones. Cebral alegó que se había solicitado la petición de palabra formalmente en el registro municipal, y, aun así,  este tuvo que ser desalojado de la sala por la Policía Local, ante la negativa a abandonar el pleno. Esta actitud fue recriminada por los grupos.
El alcalde, Jorge Suárez, sentenció al final del pleno, habida cuenta de las críticas de la oposición y de que se hayan aprobado todos los puntos  del orden del día que “a precampaña está en marcha, vai ser longa, sucia e chea de demagoxia, pero non caemos no desánimo e seguiremos traballando pola cidade”. l

La oposición carga contra el gobierno en el pleno pero apoya la aprobación de todos los puntos