La Universidad ofertará once plazas de docente e investigador para 2017

Julio Abalde explica las decisiones adoptadas en la sesión del Consello de Goberno
|

La Universidad (UDC) ofertará once plazas de personal docente e investigador para el año 2017, tal y como anunció ayer Julio Abalde, rector de la institución.Todos estos puestos responden a reposiciones por jubilación del personal. Siete de estas plazas corresponden a contratados doctor, dos para profesores titulados y otro par destinadas a la contratación de personal laboral fijo como investigador para los que concluyesen el programa Ramón y Cajal. Además, la Universidad convocará dos plazas de catedrático, ambas por promoción interna.
Así lo anunció el rector de la UDC después de la sesión del Consello de Goberno, que aprobó el Oferta de Emprego Público para personal docente entre las que se incluyen las mencionadas plazas laborales.
“Seguimos a cumprir o compromiso da estabilización do profesorado”, declaró Abalde, quien añadió que están “nunha situación condicionada por normas exteriores” que afectan a dos colectivos “claramente perxudicados” como son los doctores y los catedráticos.
A pesar de esta coyuntura actual, el rector de la Universidad aseguró que la Oferta de Emprego Público “non afecta ao cumprimento dos obxectivos de estabilidade orzamentaria previstos para a UDC, nin aos demais límites fixados pola lei de estabilidade orzamentaria e sustentabilidade financeira”.

VIVero de empresas
Además, en el encuentro del Consello de Goberno se aprobó la ampliación del período de permanencia de las compañías en el Vivero de Empresas Innovadoras de la Universidad.
Hasta ahora, el plazo estaba limitado a dos años, pero el consejo aceptó que se amplíe en nueve meses este período. El motivo de este cambio, aseguró Abalde, es “dar maiores facilidades ás empresas para que desenvolvan o seu plan de negocio e se consoliden”. Actualmente, el vivero cuenta con sus siete plazas ocupadas y pasaron por él ya 31.
La creación de empresas de iniciativa universitaria es un mecanismo de transferencia a la sociedad desde los centros que tiene una doble finalidad porque, por una parte, se fomenta el espíritu emprendedor entre todos los miembros del centro, ya sean alumnos, profesores o investigadores. Además, se crea un vínculo entre la investigación académica y los procesos de innovación tecnológica que ofrece más valor añadido.

La Universidad ofertará once plazas de docente e investigador para 2017