El rector valora “los pasos dados” en el ecuador de su mandato

Diario de Ferrol-2014-05-07-010-d2d27d62
|

A pesar de las dificultades presupuestarias, los recortes y la política de límites impuesta a la Universidad, el rector coruñés, Xosé Luis Armesto, aplaude los “pasos adiante que se deron nalgúns ámbitos de carácter estratéxico” para la institución académica. Así lo puso de manifiesto ayer durante la reunión del Claustro en el Rectorado, en la que presentó su informe de gestión.
En su intervención, el rector puso por delante “a importante redución das achegas ao Plan de Financiamento do Sistema Universitario Galego” que ha obligado al Rectorado, dijo, a formular unos ajustes más severos de lo previsto en la programación 2011-2013. Además, recordó que el presupuesto de la Universidad cayó por tercer año consecutivo, en especial el relativo a las infraestructuras, que mermó en un 13%, pese a lo cual destacó logros como la residencia universitaria de Ferrol. Además, valoró positivamente el anuncio del gobierno autonómico de congelar de nuevo las tasas universitarias de cara al próximo curso.
En el terreno académico, Armesto señaló que la Universidad completó la implantación de los 38 grados resultantes de la adaptación al Espacio Europeo. Asimismo, recordó que la entidad coruñesa fue la primera de Galicia en poner en marcha los programas de simultaneidad y valoró el “forte incremento” en la matrícula de los másteres oficiales (un 24%). Continuando con la referencia a los títulos de postgrado, el rector subrayó la puesta en marcha de la Escuela Internacional de Doctorado e informó de que 2013 fue en el que se leyeron más tesis de doctorado en la historia de la Universidad.
El Claustro aprobó la memoria de gestión de 2013 del rector con 97 votos a favor, 9 en contra y 18 abstenciones.
La reunión sirvió al personal de administración y servicios para exponer su reivindicaciones. Decenas de personas se concentraron, primero, a las puertas del Rectorado para acabar entrando, más tarde, en el Paraninfo de A Maestranza. A voz en grito y con pancartas, el personal universitario plantó ante el rector y todo su equipo sus quejas más enérgicas por la política de recortes que está sufriendo el colectivo.
Criticaron que la UDC haya impuesto un “drástico recorte” en la acción social de 2014 y extendieron sus quejas a cuestiones laborales, como los recortes en la RPT y en la tasa de reposición (el 0% en el caso de los PAS, dicen), cambios sistemáticos en los turnos de trabajo y una “arbitraria xestión das listas de agarda na escala técnica”.
Además, denunciaron su pérdida de poder adquisitivo, que cifran en un 30%, a lo que añaden “a negativa desta Universidade a estender os ditames das sentenzas que obrigan ás institucións a devolver a parte devenga da extra de 2012”, señalan.

El rector valora “los pasos dados” en el ecuador de su mandato