El Miño se alzó con la Copa

El cuadro mugardés intensificó su presión tras el tanto solitario del Miño, pero no pudo superar a su rival ante una afición ferrolana que no dejó de animar en todo momento | daniel alexandre
|

El Miño se adjudicó ayer la Copa Ferrol al imponerse al Galicia de Mugardos por 0-1, en un encuentro en el que supo sufrir y esperar su momento para levantar el trofeo.
En la primera mitad, el conjunto mugardés estuvo mucho más dominador y con mayores opciones de ponerse por delante en el marcador aunque, al igual que durante todo el partido, sus jugadores no estuvieron demasiado acertado en el remate.
La primera gran oportunidad la tuvieron en el minuto 20 con un lanzamiento de Dani Ramos que se estrelló en el larguero.
Solo unos minutos más tarde, fue Adrián Martínez el que se encontró con el balón en el segundo palo y, cuando ya se cantaba el gol, su disparo se marchó por encima de la portería rival.
Al Miño le costaba mucho pasar del mediocampo y cuando lo hacia apenas inquietaba a Toni, que era un mero espectador.
David Amado tuvo otra oportunidad para los pupilos de Fontao, pero se encontró con un Javi muy acertado y que, al final, se convirtió en un baluarte para su escuadra para alzarse con el título.
De esa forma, los contendientes se retiraron a descansar a los vestuarios con el marcador inicial, a pesar de que el cuadro mugardés tuvo muchas opciones de anotar
En la reanudación, el entrenador del Miño introdujo un cambio y su equipo dio un paso hacia adelante, dominando los primeros minutos y gozando de alguna oportunidad, aunque no con demasiado peligro.
Al Galicia de Mugardos le costaba más salir de su parcela, porque empezaba a pagar el esfuerzo de la primera parte.

Sentencia
En el minuto 62, Marcos lanzó una falta al área, el balón quedó suelto y Beceiro acertó a enviar el esférico al fondo de la red para colocar el 0-1 que, a la postre, sería definitivo.
Ese tanto provocó que su rival moviera el banquillo con dos sustituciones, buscando más llegada y refrescar a su equipo, pero el Miño tiraba de oficio para congelar el partido.
David Amado pudo volver a equilibrar el choque con una clara ocasión, pero su remate salió rozando el poste.
La escuadra mugardesa intensificaba la presión y, en el minuto 78, nuevamente David Amado se plantó solo delante del portero, pero Javi hizo una gran intervención para evitar el empate.
Solo unos minutos más tarde, Dieguito, que hacia poco que entrara en el campo, se lesionó y su equipo se quedó con un jugador menos, porque ya había agotado los cambios.
A pesar de ello, el cuadro de A Pedreira insistía ante el apoyo de sus cientos de aficionados, pero Javi era un valladar y detuvo otro lanzamiento de David Amado.
Cuando ya se cumplía el tiempo reglamentario, Diego Chis fue expulsado al ver la segunda tarjeta amarilla, lo que acercaba todavía más a su rival al título.
Al final, victoria por la mínima del Miño, que celebró con sus seguidores un título con el que cierran una buena temporada. l

El Miño se alzó con la Copa